Las tradiciones antiguas y extranjeras más fuertes dentro de Italia

2552

A través de los años, Italia se ha dado a conocer por sus tradiciones y costumbres muy arraigadas en la cultura católica, pero fuera de dicho contexto, existen tres grandes celebraciones en la cultura italiana, que han sido importadas al país o adaptadas en base a tradiciones paganas. Estas son Halloween, Ferragosto y el Carnaval.

Halloween: de la antigua cultura Celta a la Italia de la actualidad

La celebración que en la actualidad está rodeada de fiestas y disfraces, tiene su origen en la cultura celta. Por aquel entonces, los más antiguos habitantes de las islas británicas eran predominantemente una población de pastores y a diferencia de otras culturas europeas, centraban sus estilos de vida principalmente en la ganadería. De esta manera, al final de la temporada de verano, los pastores se reunían para celebrar la fiesta de Samain, llevada a cabo el 31 de octubre, la cual marcaría la llegada del invierno y el inicio de un nuevo año en el que los frutos de los campos estaban asegurados, su ganado había sido bien alimentado con aire fresco y pastos de las montañas. En ese momento las previsiones para el invierno estaban listas, debido a ello, la comunidad podía descansar durante el invierno y agradecer a los Dioses por su generosidad.

El hecho que hacía de Samain la fiesta más importante del año, era que los celtas temían que el 1 de noviembre, que por ser el inicio de un nuevo año y un día lleno de magia, las fuerzas de los espíritus pudieran unirse al mundo de los vivos, para unirse a la vida y celebrar con ellos. Dado que los celtas, como otros pueblos antiguos, creían que el día terminaba al atardecer, ellos comenzaban la celebración de Samain la tarde del 31 de octubre. Con el paso de tiempo y a través de las múltiples migraciones celtas hacia el continente americano, la tradición de celebrar con los espíritus el 31 de octubre dio origen al actual Halloween, en la que se pide “dulce o travesura” pero que llega hasta Italia a través de referentes culturales, que van desde juegos de video terroríficos como Soma, de la desarrolladora sueca Frictional Games, hasta las innumerables películas de terror, como la saga de Halloween, de John Carpenter y sus historias, que están inspiradas en dichas fechas, llenas de celebraciones y misterio.

En la actualidad, el primer lugar en Italia (desde 1993) donde se celebró Halloween tal y como lo conocemos hoy en día, está en el Puente del Diablo, una famoso lugar turístico en Borgo a Mozzano, a pocos kilómetros al norte de Lucca en la Toscana. Por su parte, la ciudad medieval amurallada de Corinaldo, al noreste de Ancona, se autodenomina la capital italiana de Halloween y la pequeña ciudad de Triora en Liguria, ubicada a unos 15 kilómetros de San Remo, es conocida como “El Salem de Europa”, ya que tal como lo relata Crónica, fue famosa por sus juicios de brujas en el siglo XVI durante la Inquisición y es un gran punto de atracción de visitantes en el periodo de Halloween, donde es posible encontrar estatuas, letreros, tiendas de recuerdos e incluso hacer visitas al vecino Monte delle Forche, la montaña donde supuestamente habita la temida bruja adoradora del diablo, La Cabotina. Historias y lugares como los anteriores han ayudado a convertir Halloween en una tradición muy fuerte en la Italia de la actualidad.

Ferragosto, la celebración veraniega de la fertilidad

Durante el mes de agosto, los pueblos y ciudades italianas parecen tornarse desiertos, ya que en gran parte del país, las temperaturas llegan a su punto más alto y los italianos buscan refugio de las mismas en las playas de los mares que la rodean o en las montañas de su interior. El punto cumbre de este periodo vacacional en Italia, es el 15 de agosto o Ferragosto, que es una contracción del latín feriae augusti, que literalmente significa “vacaciones de Augusto” y fue proclamada por Augusto, el heredero del emperador romano Julio César, marcando, en un principio, un mes continuo de festividades y reduciéndose con el paso del tiempo a un solo día (15 de agosto).

Durante dicho periodo, los antiguos romanos festejaban y honraban a diversos dioses y diosas, por lo general los asociados con la cosecha y el cambio de las estaciones y en el caso de las mujeres romanas, las feriae augusti significaban un tiempo para adorar a deidades como Diana, la protectora de la juventud y una diosa del parto. Por lo tanto, además de su condición de día festivo, con el tiempo Ferragosto también se asoció con asuntos principalmente “femeninos”, como la fertilidad y la maternidad y continuando el mismo 15 de agosto como la Fiesta de la Asunción o L’Assunzione di Maria Vergine bajo la ideología católica y como periodo vacacional en el contexto secular, donde los italianos aprovechan el día libre para escapar a las playas o montañas junto a sus amigos y familiares.

El Carnaval y sus orígenes paganos

El Carnaval es una de las celebraciones más conocidas alrededor del mundo y es particularmente citada en sus variedades italianas, siendo el Carnaval de Venecia, una de las fiestas más conocidas y visitadas alrededor del mundo. Una de las peculiaridades más distintivas del Carnaval, son las máscaras, que pueden llevarse hasta dos semanas en su fabricación actual y que de acuerdo a su tradición pagana dentro de los rituales de invierno, tenían la función de eliminar a los espíritus malignos, además de dar similitud al hombre con los animales, dándole un poder simbólico y temporal sobre los animales sagrados. Otra de las costumbres con orígenes paganos del Carnaval, es la de de quemar una marioneta, simbolizando a los sacrificios primitivos otorgados a los dioses.

Con el advenimiento del cristianismo, el carnaval continuó celebrándose con varios cambios y adaptaciones, pero conservó tradiciones como los bailes con máscaras, celebrados en Italia de manera suntuosa durante siglos y en fechas más recientes, se considera inaugurado con un espectacular Volo dell’Angelo, donde un artista hace un ‘vuelo’ desde el campanario de la Catedral de San Marcos hasta el Palacio Ducal, frente a miles de personas reunidas en la Plaza de San Marcos.

En la actualidad, el carnaval más famoso de Italia es el de Venecia, que atrae a más de 40 millones de turistas cada año, con sus históricos edificios, máscaras y emblemáticos canales. El Carnaval de Venecia es tan fomoso como el Casino de Venecia, donde en 2011 culminó el recorrido de los enmascarados después de un paseo por el Gran Canal. No es de extrañarse que el casino juegue un papel importante en el recorrido y durante el Carnaval, pues desde sus orígenes en el siglo XVII y de acuerdo con información de Betway Casino, este ha sido considerado como una “casa pequeña” (por su definición en italiano) dedicada al entretenimiento, al baile, a la música y al juego. Cabe mencionar que tanto el casino de Venecia como el Carnaval, han ejercido una fuerte influencia en la cultura pop, y encontramos que diseñadores de la talla de Dior o Kiko Milano, han inspirado sus colecciones en este carnaval; así mismo en el cine ha tenido representaciónes en filmes extraordinarios, desde El Casanova, de Federico Fellini de 1976, hasta el éxito de Kubrick, Ojos bien Cerrados (1999).

En la actualidad, muchas celebraciones continúan adaptándose dentro de Italia y continúan enriqueciendo una cultura llena de tradiciones, mitos e historia que se han extendido por todo el mundo a través del paso del tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.