El Gobierno reconoce que eliminar la escultura de Enric Mestre “fue un error” y propone restituirla en la N-220

1944

El Gobierno Central ha reconocido por escrito que la eliminación de la escultura de Enric Mestre en el enlace de acceso al Aeropuerto de Manises fue “un error” ya que reconoce no haber reparado en “la relevancia del elemento ornamental”.

Así lo ha expresado el Gobierno en una respuesta a la pregunta que el senador de Compromís, Carles Mulet elevó en la Cámara Alta.

La escultura desaparecida es una creación de cerámica, de forma geométrica de 580 x 800 x 100 cm., inspirada en un ala delta, en colores azules en degradación encargada por el Ministerio de Obras Públicas en 1984.

escultura Enric Mestre ManisesSe da la circunstancia de que fue el propio autor de la obra, profesor de la Facultad de Bellas Artes, el que descubrió que su escultura había desaparecido en las obras de ampliación de la N-220.

Desde diversas instancias se levantó un gran revuelo con este hecho. El Ayuntamiento de Manises hablaba de “atentado a la cultura” y el mismísimo ministro José Luis Ávalos pedía perdón por ello.

Mulet, en su pregunta al Senado, ponía sobre la mesa el currículo y relevancia de Enric Mestre como escultor y ceramista, a la vez que preguntaba si se habían formulado las oportunas disculpas formales y sobre todo qué se iba a hacer respecto a la desaparición de esta obra.

La respuesta del Gobierno ha sido clara. Tras reconocer el error, y recordar que el ministro Ávalos ya había pedido disculpas en nombre del Ejecutivo de Pedro Sánchez, ha propuesto restituir la escultura en un lugar destacado de la N-220, la misma vía de la que desapareció.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.