Manises califica de “atentado a la cultura” la destrucción de una escultura de Enric Mestre en las obras de ampliación de la N-220

2342

El Ayuntamiento de Manises  ha denunciado públicamente que una escultura del ceramista Enric Mestre ha quedado “destruida” por las obras de ampliación de la carretera nacional 220 a su paso por la localidad. El consistorio exige al Gobierno que “depure responsabilidades”, en concreto al Ministerio de Fomento (actualmente de Transportes y Movilidad).

El alcalde de la población, Jesús Borràs, asegura, en un comunicado, que “hoy, después de insistir en las últimas semana, nos han confirmado que la obra de Mestre ha sido asolada por las máquinas, La obra, desgraciadamente, no se puede restituir pero hay que reparar el daño hecho al artista y en nuestra ciudad”.

Borràs espera que el Ministerio “esté a la altura” y “actúe en consecuencia después de este atentado a la cultura”.

Desde el consistorio manifiestan que “con la mala noticia se cumplen los peores presagios desde que el Ayuntamiento de Manises reclamara información a la Demarcación de Carreteras el pasado 8 de julio”.

La noticia saltaba en la tarde de este miércoles mediante una nota del colectivo de Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), que exigía la localización de la pieza y la reparación de los derechos al escultor valenciano, que ayer desconocía qué había ocurrido con su obra.

La escultura desaparecida es una creación de cerámica, de forma geométrica de 580 x 800 x 100 cms, inspirada en un ala delta, en colores azules en degradación encargada por el Ministerio de Obras Públicas en 1984.

Desde AVVAC exigen a los responsables “de este atentado que se pongan inmediatamente en contacto con el autor para dar cuenta del paradero de la escultura pública y reparar los daños”.

Por su parte, Enric Mestre, profesor de la Facultad de Bellas Artes de la UPV, Académico de San Carlos y destacado escultor y ceramista valenciana, relató a AVVAC cómo para su “sorpresa” descubrió hace unos días que la escultura no estaba en su ubicación, lugar donde se observaba movimiento de tierras y que se trabajaba el lugar.

“Agresión contra el patrimonio público”

El colectivo artístico lamenta que “una vez más asistimos atónitos a una agresión a las buenas prácticas en las artes visuales, en este caso también a la ciudadanía en general, al haberse producido contra el patrimonio público”.

Aseguran en este punto que, “legalmente, el autor conserva los derechos morales sobre la obra, aun después de ser vendida y que el propietario tiene la obligación de comunicarle cualquier cambio sobre la misma”. Finalmente, desde AVVAC expresan todo su “apoyo y solidaridad” con Enric Mestre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.