València aprobará este viernes el proyecto de la supermanzana de Orriols, segunda de la ciudad

35

La Junta de Gobierno Local aprobará el próximo viernes el proyecto de la ‘supermanzana’ de Orriols, la segunda ‘supermanzana’ a desarrollar en la ciudad, una vez que el proyecto ya está redactado, finalizado e informado por todos los servicios correspondientes. Tal como ha anunciado hoy la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, “una vez aprobado, podremos iniciar la licitación de obras, que tienen un plazo de ejecución de 6 meses, por lo que estarán acabadas antes de concluir 2023”.

La primera ‘supermanzana’ del barrio de Orriols abarca todo el ámbito incluido entre las calles Pare Viñas, Duc de Mandas, San Vicent de Paül y Reig Genovés, e integrará y conectará algunos espacios ya peatonalizados en el entorno del núcleo histórico tradicional de Orriols, así como el jardín de la Ermita y el CEIP Bartolomé Cossío. Se trata de un espacio muy cercano al nuevo jardín de la ermita, que envuelve el núcleo histórico tradicional del barrio, y que actualmente presenta aceras estrechas y falta de vegetación en buena parte del ámbito. Además, la vicealcaldesa ha señalado el grave problema de accesibilidad entre las calles Pare Viñas y Agustín Lara con la calle Arquitecte Rodríguez, “que presenta un desnivel importante, el cual constituye una barrera que aísla y divide el barrio”.

Se trata, por tanto, de una actuación muy esperada por las personas residentes en el barrio, que permitirá eliminar esa frontera interior, y que conectará el núcleo histórico del barrio y zonas verdes con todas las calles circundantes. De hecho, la redacción del proyecto se ha efectuado después de un proceso de participación, en el que los vecinos y las vecinas tuvieron oportunidad de exponer sus necesidades, aportaciones y sugerencias, a las que el documento resultante da respuesta. El proyecto aprobado supondrá una inversión de 2,4 millones de euros, de los que más de la mitad (un total de 1,8) serán subvencionados por la Unión Europea en el marco de los fondos Next Generation. El plazo de ejecución estimado es de seis meses.

Peatonalización de 8.700 m2

La nueva actuación supone la peatonalización de alrededor de 8.700 m2 en las calles Agustín Lara, Pare Viñas, Arquitecte Rodríguez e Historiador Chabret. Con ello se crea un espacio peatonal continuo, que genera una malla de jardines y zonas de estancia que conectan el jardín de la Ermita con la plaza Gloria Fuertes.

Además, ha explicado Sandra Gómez, “se da solución al grave problema de accesibilidad que provoca el desnivel de la calle Arquitecte Rodríguez. Para ello, el proyecto prevé una serie de taludes vegetales, rampas y escaleras que permiten conectar las calles Agustín Lara y Pare Viñas con el núcleo histórico y el jardín”. Además de la repavimentación de estas cuatro calles, se prevé también introducir nuevo mobiliario urbano, alumbrado, así como nueva vegetación mediante la construcción de taludes vegetados con arbolado, parterres, jardineras, y pequeñas praderas.

En cuanto a los pavimentos de las zonas de circulación, serán de hormigón prefabricado de distintos colores, que permitirán diferenciar las zonas, y que se integrarán en los pavimentos ya existentes en las zonas del núcleo histórico y el jardín de la ermita. También se introduce arbolado, hasta ahora inexistente, así como vegetación baja en parterres y taludes vegetales, y dos zonas de pradera en las calles Pare Viñas y Arquitecte Rodríguez. De hecho, estas zonas verdes funcionarán además como sistemas de drenaje sostenible que recogerán parte del agua de lluvia para filtrarla al terreno natural, lo que permitirá mejorar así la gestión del agua mediante el empleo de soluciones basadas en la naturaleza.

 

Accesibilidad para todas las personas

Tal como ha subrayado Sandra Gómez, el proyecto garantiza que “los recorridos peatonales sean accesibles en todo el ámbito”. Para ello, se han estudiado las dimensiones de las zonas de circulación y se han eliminado los desniveles, y se ha tenido también en cuenta en la elección de mobiliario. En este contexto, la actuación más importante es la eliminación del desnivel y barrera de la calle Arquitecte Rodríguez.

Durante la presentación del proyecto, la vicealcaldesa ha detallado los principales objetivos de éste, que se orientan a la mejora del espacio público y el paisaje urbano del barrio; la sostenibilidad y los criterios ambientales, mediante la introducción de arbolado y vegetación; la mejora de la gestión del agua de lluvia, incorporando sistemas de drenaje urbano sostenible; la aplicación de criterios de accesibilidad universal en todo el ámbito; la incorporación de la perspectiva de género en el diseño; la mejora de la seguridad del espacio público; y el impulso a la movilidad sostenible.

La ‘supermanzana’ de Orriols es el segundo proyecto de similares características que se desarrolla en la ciudad, tras la del barrio de La Petxina, ubicada en el cruce de las calles Palleter y Calixt III. Como es conocido, el concepto urbanístico de ‘supermanzana’ se refiere a la agrupación de un conjunto de varias manzanas, en cuyas calles interiores se reduce al mínimo el tráfico rodado y el aparcamiento en superficie, para generar el máximo espacio peatonal posible. Para ello, el tráfico motorizado circula por las vías perimetrales, mientras que en las calles interiores se permite sólo la circulación peatonal y el acceso de vehículos de residentes, emergencias, o carga y descarga. El proyecto de La Petxina acaba de ser aprobado también, “por lo que durante este año veremos empezadas ya ambas obras”, ha destacado Gómez.

La vicealcaldesa ha concluido subrayando que ambas obras “van a suponer una revolución en nuestra forma de entender y vivir el espacio público de nuestros barrios, y hemos querido además que la primera que se realiza de carácter definitivo en la ciudad sea en el barrio de Orriols. Daremos así por fin solución a la histórica reivindicación de sus vecinos y vecinas de eliminar la frontera de la calle Arquitecto Rodríguez, que divide el barrio en este punto, mejorando la accesibilidad y la seguridad, y dignificando las calles y el espacio público en esta parte del barrio”.

“La reurbanización de esta supermanzana  es además una actuación muy representativa y simbólica del modelo de ciudad y de espacio urbano que desde la Delegación de Desarrollo Urbano estamos impulsando, y que, al igual que otros proyectos dentro del proyecto València Ciudad de Plazas, forma parte del más de medio millón de metros cuadrados que hemos previsto reurbanizar en los próximos años, avanzando en el objetivo de hacer de València una ciudad más saludable y sostenible para sus vecinos y vecinas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.