València abrirá el domingo sus jardines para que los menores puedan pasear “respetando las medidas de seguridad”

756

Los parques y jardines de la ciudad, cerrados desde que se declaró el Estado de Alarma para frenar el avance del coronavirus, estarán abiertos a partir del próximo domingo. El Ayuntamiento ha tomado esta decisión, ante la nueva orden del gobierno central de dejar salir a los menores de 14 años a la calle durante una hora y en un radio de un kilómetro alrededor de su domicilio, «con la intención que la ciudadanía pueda disfrutar de estos espacios verdes, con todas las medidas de seguridad adecuadas, puesto que, por ejemplo, los juegos infantiles estarán precintados», tal como ha avanzado el alcalde de València, Joan Ribó, al concluir la Comisión de Seguimiento de la COVID-19, donde se ha valorado y acordado esta apertura «que comporta un llamamiento a la ciudadanía para que actúe con seguridad, con la obligación de protegerse».

El alcalde ha explicado que el equipo de gobierno ha estudiado esta posibilidad para que los menores puedan disfrutar de espacios abiertos y mantengan la distancia con otros menores», y ha aclarado que, a pesar de que en València hay diferentes espacios ajardinados, la decisión afecta, a no ser que el Ministerio dictamine lo contrario, a todas estas zonas, las que tienen valla y las que no, es decir, desde los parques de barrio hasta el jardín del Turia o aquellas como el Parque del Oeste que cuentan con puertas de acceso».

Concretamente, tal como ha explicado el vicealcalde y portavoz del equipo de Gobierno municipal, Sergi Campillo, durante la rueda de prensa en la que también han participado Joan Ribó, y la vicealcaldesa, Sandra Gómez, «el Ayuntamiento vuelve a abrir los jardines de la ciudad». Por supuesto, respetamos el criterio del ejecutivo central, con un horario y todas las medidas de seguridad pertinentes».

Jardín de Viveros, cerrado desde la declaración del Estado de Alarma.

De hecho, ha resaltado, «ya hemos dado orden de precintar todos los juegos infantiles, así como los de adultos o aquellos que se utilizan para hacer deporte». Además, ha añadido, en todas estas zonas habrá carteles para recordar a la gente su obligación de auto protegerse y advirtiendo de la prohibición de utilizar estos elementos de la mobiliaria urbana».

«Con todo, en las ciudades no tenemos capacidad para vigilar a la ciudadanía y, por eso, hacemos un llamamiento a la responsabilidad para que  todo el mundo tome las medidas de autoprotección necesarias», ha subrayado, al advertir que, por ejemplo,, no está recomendado sentar en los bancos de la vía pública.

Por otra parte, ha continuado el vicealcalde, «hay que recordar que tenemos un radio de acceso de un kilómetro y tenemos que ir a la zona más próxima. En el caso de tener una de estas zonas próximas la ciudadanía se verá beneficiada porque estamos en un momento de eclosión de nuestras zonas verdes y la sensación de ver este espectáculo puede ser saludable, sin duda», ha concluido.

 

Cámaras de vigilancia en los edificios BIC

Durante la rueda de prensa, que se ha retransmitido en directo por la Sala de Prensa Virtual y por la cuenta institucional de Twitter @AjuntamentVLC, el vicealcalde Sergi Campillo también ha dado cuenta de asuntos acordados en la Junta de Gobierno Local como la decisión de contratar la ejecución de las obras para la instalación de cámaras de video vigilancia en los edificios “BIC” adscritos a la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales, al cargo de la regidora Glòria Tello, «con la intención de proteger y fomentar el patrimonio cultural».

El contrato, con un presupuesto de 508.298 euros, tendrá una duración de tres meses, y permitirá el suministro y colocación de 43 cámaras de video vigilancia en siete monumentos y edificios de la ciudad. El motivo es prevenir cualquier acto de vandalismo y proteger nuestro patrimonio. Se colocarán en la Llotja, Torres de Serranos, las Torres de Quart, los Astilleros, l’Almodí, el Museo de la Ciudad y el  Palau de Cervelló. Las Cámaras estarán conectadas directamente con la Central de la Policía Local y serán capaces de captar video durante la noche.

«Su ubicación será principalmente en farolas existentes y en fachadas de los edificios del entorno, para evitar perforar las paredes de los edificios y monumentos protegidos», ha añadido.

 

Campaña para concienciar del ahorro energético

La Junta de Gobierno también ha aprobado la convocatoria para la concesión de subvenciones en los colegios integrantes del Proyecto 50/50 para el curso escolar desde octubre de 2020 hasta septiembre de 2021, con una dotación anual de 103.134,00 €. Estas ayudas, destinadas a promover el ahorro energético y de agua potable en quince escuelas, dan continuidad al proyecto de la Concejalía de Gestión de Emergencia Climática y Transición Energética, dirigida por Alejandro Ramón, en colaboración con la de Gestión de Recursos, responsabilidad de Luisa Notario.

«Serán beneficiarios de las subvenciones un máximo de 15 colegios públicos de educación primaria donde sus consumos energéticos y agua son mantenidos por el Ayuntamiento de València», ha indicado al recordar que este programa «forma parte de las políticas de lucha contra el cambio climático que estamos desarrollando desde el Ayuntamiento de València». «En este caso, el objetivo es conseguir la sensibilización de los centros escolares en materia de ahorro y eficiencia energética y de avanzar hacia la transición a un nuevo modelo energético haciendo un uso más justo de la energía y haciendo de València una ciudad más respetuosa con el medio ambiente por medio de la descarbonización en el consumo de energía».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.