Urbanismo aprueba la apertura provisional entre el Jardín Botánico y la Gran Vía Fernando el Católico

187

La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana del Ayuntamiento de València, Sandra Gómez, ha anunciado que se ha aprobado esta semana en la Junta de Gobierno Local el proyecto que permitirá realizar una nueva apertura entre las calles Beato Gaspar Bono y la gran vía Fernando el Católico número 80 para dar continuidad al tramo de recorrido peatonal ya existente, que una las dos calles y conecte con el jardín de las Hespérides.

Gómez ha explicado que las acciones de este proyecto nos permitirán ampliar el recorrido peatonal entre las calles Beato Gaspar Bono y la gran vía Fernando el Católico, que actualmente finaliza en una de las entradas de la iglesia de los jesuitas, y dejar atrás una zona muy degradada, una calle con fondo de saco donde se acumulan escombros”.

Tal y como ha explicado la vicealcaldesa, “las actuaciones se basan en la apertura y continuación de la calle existente por el antiguo solar de los jesuitas”. El cierre de la parcela resultante consiste en la ejecución de un murete de hormigón armado sobre cual se dispondrá una valla metálica de 2,25 metros de altura. Esta valla será del mismo modelo que la situada en el jardín de las Hespérides para dar una continuidad estética al recorrido.

Además, el proyecto prolonga esta calle peatonal para realizar el recorrido completo entre las dos calles paralelas (Beato Gaspar Bono y gran vía), para lo cual parte del acceso discurrirá por el solar contiguo propiedad también de la orden eclesiástica. También ampliará la acera existente en esta zona de la gran vía para dotarla de una mayor amplitud y accesibilidad.

Sandra Gómez ha recordado que “esta zona se encuentra dentro de los entornos de protección de los bienes de interés cultural (BBIICC), dentro del Plan especial de protección de los entornos de los BBIICC-Jardín Botánico de la Universitat de València”. Además, ha explicado que en la zona de actuación existen unos pavimentos tipos Nolla, que tienen un especial interés arqueológico e histórico, por lo que “con el objetivo de garantizar su conservación y no afección, se dispondrá un geotextil sobre los pavimentos y fundamentaciones existentes y se rellenará con una capa de 5 centímetros de arena amarilla para marcar su presencia y garantizar su protección”.

En la redacción del proyecto se ha tenido en cuenta la Guía para introducir aspectos medioambientales en los proyectos de urbanización de Ciutat Vella, elaborada por el servicio de Gestión Centro Histórico. Estas acciones aportarán uso íntegro peatonal de la calle, que preserva la calidad del aire y los niveles de ruido, mejora del sistema de recogida de aguas pluviales y de los alcorques existentes para preservar el pavimento tipo Nolla existente en la zona. Se arreglará también la iluminación instalando luminarias con led para mayor eficiencia energética.

Gómez ha destacado el carácter provisional de estas actuaciones a causa de la necesidad de renovación de esta zona para evitar el estado de degradación en que se encuentra la calle. Una vez empiezan las obras, el plazo previsto para la duración de las obras será de ocho semanas y contará con un presupuesto total de 182.994.27 euros, IVA incluido.

“Las intervenciones en esta zona mejorarán la accesibilidad y calidad ambiental en el entorno del jardín de las Hespérides y del futuro jardín municipal que se ubicará en el solar de los jesuitas de València, que se llamará Jardín Trini Simó en homenaje a la historiadora del arte, activista vecinal e hija predilecta de la ciudad”, ha concluido Gómez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.