Sexto verano consecutivo sin grandes incendios en la Devesa de la Albufera

305

El voluntariado de Cruz Roja ha concluido su trabajo de conservación en el bosque de la Devesa de la Albufera con un balance excepcional, puesto que por sexto año consecutivo el verano ha acabado sin incendios de importancia. El vicealcalde de València, Sergi Campillo, entregó los diplomas que reconocen "la extraordinaria labor" realizada por el voluntariado de Cruz Roja. El equipo humano que ha hecho tareas de vigilancia y prevención en la masa forestal del Parque Natural de la Albufera ha estado formado por 97 personas, a las que lo también concejal de Ecología Urbana felicitó por su trabajo y dedicación. Campillo recordó que en los últimos cinco años se han quemado en la Devesa del Saler tan solo 327 metros cuadrados de bosque, "lo que representa un 0,5 por ciento del total de la superficie quemada en todos los incendios producidos desde 2010".

El vicealcalde de València, Sergi Campillo, ha hecho balance de los últimos años en el bosque de la Devesa. Desde 2010 a mediados de junio de 2015 se quemaron 41.088 m² de masa forestal en un total de 14 incendios. Desde la entrada del gobierno de coalición hasta hoy se han quemado un total de 20.328 m² en ocho fuegos, es decir, "un 50,5% menos que en la última etapa del PP", señala el regidor de Devesa-Albufera. Sin embargo, Campillo destaca que la superficie quemada en los últimos cinco años, de 2016 a 2021, "es de 327 m², lo que representa un 0,5% del total de la superficie que ha sido devastada por el fuego desde 2010".

"El año que entramos a gobernar, en agosto del 2015 se produjo un incendio importante, en el que todavía no pudimos, como es evidente, aplicar ninguna política propia. Desde entonces, afortunadamente, el balance es muy positivo, fruto de los esfuerzos de prevención y mantenimiento que se lleva a cabo tanto desde nuestra concejalía, como por servicios tan esenciales como los bomberos", añade el vicealcalde. "Desde hace unos años tenemos otra ayuda importante, como es el voluntariado de Cruz Roja, que ha permitido cerrar el verano sin incendios de importancia por sexta temporada, sin duda una gran noticia", manifiesta.

El servicio municipal de Devesa-Albufera, ha colaborado un año más en la campaña de voluntariado socioambiental de la Cruz Roja, que empezó el 26 de junio y finalizó el pasado 19 de septiembre. El voluntariado consiste a concienciar a los visitantes del Parque Natural de la Albufera sobre las normas de uso y goce en la Devesa y ayudar a prevenir los incendios forestales en la zona mediante la disuasión y vigilancia, en colaboración con la guardia forestal del servicio Devesa-Albufera y los bomberos.

El vicealcalde de València y regidor de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, ha mostrado su satisfacción por esta nueva edición del programa de voluntariado "porque permite que personas interesadas y comprometidas con el medio ambiente puedan colaborar en la conservación de nuestro paraje natural en verano, precisamente cuando es más necesario porque hay un mayor volumen de visitantes".

La campaña de vigilancia y sensibilización de este año han participado 97 personas, como jefes de equipo o personas voluntarias de intervención ambiental. El Ayuntamiento de València ha querido reconocer la labor del voluntariado, que ha conseguido cubrir el 95,94% de los lugares ofrecidos.

Respecto a actuaciones, Cruz Roja ha realizado 132 comunicaciones al Servicio Devesa-Albufera. De estas, se han producido 56 situaciones urgentes que requirieron solución inmediata y 76 avisos por mantenimiento. Por otro lado, 41 de las incidencias han sido solucionadas en el momento por los mismos voluntarios, relacionadas con negligencias, comportamientos o acciones adversas para la flora o la fauna, el acceso a zonas restringidas o el estado de vallados y accesos. La mayoría de las incidencias se han concentrado en zonas de gran afluencia de visitantes.

La labor del voluntariado ha incluido la realización de encuestas en los usuarios del entorno, en total 645, una cifra superior al año pasado, con el fin de recaudar información sobre el uso que la gente le da en el parque natural y las posibles mejoras a realizar en la Devesa, e informar el visitante de la normativa del entorno. Todo esto permite conciliar los intereses turísticos y lúdicos del visitante con los de conservación de este espacio natural.

Hay que destacar también el sentido social de la acción desarrollada. El proyecto ha acogido a 3 personas diagnosticadas de alguna enfermedad mental y/o con diversidad funcional cognitiva o intelectual y aproximadamente el 40% de los participantes son migrantes.

Para llevar a cabo este proyecto, Cruz Roja Española cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de València, y la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.