14 agentes de la Policía Local de Valencia reforzarán la operación frío al menos hasta el miércoles ante la bajada de temperaturas

494

El alcalde de València, Joan Ribó, ha dado a conocer este lunes las directrices de la Operación Frío, que arrancó el pasado 1 de diciembre, pero que ha cobrado especial protagonismo en los últimos días, ante la ola de temperaturas muy bajas que afectan al territorio.

Ribó ha explicado que «emos indicado a todos los centros escolares que enchufen la calefacción desde primera hora de hoy para que, dado que las clases se imparten con las ventanas abiertas, las aulas mantengan una temperatura con la que se pueda trabajar».

Además, tres patrullas de Policía Local y Servicios Sociales trabajan específicamente en el seguimiento a las personas en situación de calle, para asegurarnos de que se encuentran atendidas y tratar de que acudan a albergues para pernoctar, según ha añadido el primer edil.

El Ayuntamiento, según Ribó, dispone de plazas suficientes para la operación Frío. De hecho todas estas últimas as noches se han quedado plazas sin ocupar».

Según los datos de la concejalía de Bienestar Social, durante la pasada noche se han cubierto todas las peticiones de pernoctación, que han sido un total de 56. De ellas, 16 plazas se han ocupado en el CAES, Centro Atención Emergencias Sociales (sito en la calle de Santa Cruz Tenerife) y otras  40 plazas en el Albergue de Ciutat Vella. Con esto se ha dado cobertura al 100% de las solicitudes de albergue, y todavía se han quedado libres otras 6 plazas, en el marco de la campaña Operación Frío. En las noches anteriores también quedaron plazas libres, 13 la noche del viernes y 7 la noche del sábado.

El alcalde, Joan Ribó, ha subrayado que «desde el Ayuntamiento se está ayudando a todas las personas que quieran ocupar las plazas de que disponemos, pero no podemos obligar a que las personas tengan que acudir a los albergues; lo que hacemos es pedirles que en estos días de frío se resguarden en los recursos que les ofrecemos, pero obviamente, son libres de hacer lo que consideren». En el caso de no querer hacer uso de los recursos, los miembros del Servicio de Atención a Urgencias Sociales de la Policía Local les facilitan mantas, abrigo y comida.

El operativo especial de la Policía Local de atención durante la madrugada (que funciona entre las 19:00 y las 06:00 horas) se extenderá hasta el próximo miércoles día 13, salvo que sea necesario prolongarlo por las condiciones atmosféricas. El dispositivo incluye un contingente de 8 agentes (dos  del grupo X-4 (1 indicativo de paisano), y otros 6 agentes (de los que tres son indicativos uniformados), todos ellos junto a personal del SAUS adscrito a Servicios Sociales y en colaboración con Cruz Roja. El objetivo es el traslado personas sin techo a centros y albergues, el reparto de alimentos, asistencias humanitarias y reparto de mantas y elementos de abrigo.

Por su parte, la concejala de Educación, Maite Ibáñez ha detallado la iniciativa de mantener la calefacción en los colegios, que se lleva a cabo en coordinación con la Secretaria Autonómica de Educación. A lo largo de esta tarde de ayer se enviaron correos electrónicos a los centros y esta mañana se ha informado a todos los directores y directoras.

Ibáñez ha manifestado «la necesidad de que más aulas puedan ventilarse al mismo tiempo que se garantiza que los niños y niñas puedan asistir a las clases en las mejores condiciones», y ha explicado que «es necesario que las aulas se ventilen según los protocolos covid, pero también es imprescindible que estén aclimatadas. Durante los meses pasados hemos podido constatar que los colegios son espacios seguros, y vamos a seguir trabajando por el bienestar de la comunidad educativa».

Operación Frío

El Ayuntamiento puso en marcha la llamada Operación Frío el pasado 1 de diciembre, y la prolongará hasta el próximo mes de marzo. Los recursos de asistencia que están al servicio de este operativo especial por bajas temperaturas incluyen las 41 plazas disponibles en el Centro Municipal de Emergencias Climáticas, que se abre en situaciones de crisis para acoger a las personas sin hogar, sito en la calle Santa Cruz de Tenerife, «un espacio digno para las personas, que este año incorpora el seguimiento de todos los protocolos sanitarios para intentar frenar el avance de la Covid-19», en palabras de la concejala de Bienestar Social, Isabel Lozano.

Además, el Ayuntamiento ha puesto en servicio un nuevo recurso de atención social específicamente destinado a atender las necesidades de las personas sin techo de la ciudad, en el marco de la pandemia de la Covid-19: el nuevo albergue Ciutat Vella, que abrió sus puertas el pasado 23 de noviembre, con 40 plazas que, según las necesidades, se podrían ampliar hasta las 90. Se trata, en este caso, de un nuevo centro de alojamiento de carácter sociosanitario para la atención de personas en situación de calle en la ciudad de València, con el objetivo de atender y alojar a la población sin techo en el contexto de la pandemia y emergencia social y sanitaria provocada por la covid-19. Hay que tener en cuenta que las exigencias sanitarias para la prevención de la infección por coronavirus han obligado a que muchos de los albergues que acogen a personas sin techo en la ciudad hayan tenido que reducir parte de su aforo.

De esta manera, el total de plazas de alojamiento en la ciudad actualmente, con la Operación Frío activa, asciende a 324: 192 en albergues, 40 en el nuevo albergue Ciutat Vella. 66 en viviendas y 41 en el Centro de Emergencias Climáticas. De manera paralela, y dado que hay algunas personas sin techo que se muestran reacias a acudir a los centros habilitados para pernoctar y protegerse del frío, desde la Concejalía de Servicios Sociales se intensifica estos días la labor del Servicio Municipal de Emergencias Sociales en continuo contacto con la Policía Local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.