Picassent recoge cerca de 20.000 kg de basura orgánica en los 7 primeros meses de campaña

0
211

En mayo de 2018 el Ayuntamiento de Picassent adoptó todo un reto con la recogida selectiva de la fracción orgánica. En la primera fase, llevada a cabo en un tramo de la zona norte, fueron instalados un total de 7 contenedores.

De esta manera, se daba un nuevo paso adelante en materia de reciclaje con la recogida selectiva de restos de comida y restos vegetales. Los primeros datos fueron alentadores y pronto empezó una segunda fase, que deja también buenas cifras y es que ya son cerca de 20.000 los kilos recogidos en solo 7 meses que se aprovecharán para convertirlos en energía y fertilizante.

Durante estas dos fases de la campaña se han instalado un total de 12 contenedores. La zona norte del municipio ha sido la pionera y ahora la intención es extender esta campaña por todo el municipio. Desde el Ayuntamiento también se pretende cumplir el objetivo que establece la Unión Europea para el año 2020 y que implica reducir a un 20 % los residuos que se generan, y recuperar un 50 % de los materiales mediante el reciclaje.

En cuanto a los meses de vertido y, según las cifras ofrecidas por el programa de esta campaña, ha habido un incremento del uso de estos contenedores. En el mes de noviembre, los kilos recogidos fueron de 1.860 mientras que en diciembre aumentaron hasta los 5.120.

Según ha manifestado la concejala del área, Lola Albert, “observamos un repunte del número de vertidos durante los últimos meses y se prevé que aumente conforme avance el año y se vaya consolidando el sistema y la gente se conciencie de la importancia de este tipo de reciclaje”.

Los residuos que se pueden tirar en estos contenedores son restos vegetales y animales, alimentos tanto crudos como cocinados, restos de frutas y verduras, cáscaras de huevo, de frutos secos, pan, pastelería, plantas y flores, restos de carne y pescado, huesos, papel de cocina y pañuelos de papel sucios, bolsitas de infusión y café y filtros de papel de café.

Los contenedores tienen un dispositivo que impiden el vertido salvo que se utilice una clave electrónica, para evitar confusiones y mezcla de residuos a la hora de tirarlos. Se dispone de una llave por domicilio que proporciona el ayuntamiento y que se utiliza para abrir el contenedor y este mismo registra las entradas en número de vertidos. A partir de este momento, un camión recoge y lleva a una planta de gestión estos residuos.

La planta de tratamiento donde llegan los restos está adaptada a las bolsas de plástico convencionales por lo cual no hay que adquirir las bolsas específicas, puesto que el tambor de separación las succiona perfectamente. Aquellas personas que no tengan todavía el kit de la basura orgánica pueden pasar a recogerlo en horario de 8:30 a 14 horas por la planta baja del edificio antiguo del Ayuntamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.