Tiempo de paz

874

España será, entre las grandes economías avanzadas, la que experimentará un mayor crecimiento del producto interior bruto durante los próximos años. Es lo que anticipa Goldman Sachs, el primer banco de inversiones a escala global. La entidad prevé un incremento en términos de PIB del 6,5% en 2022. A más largo plazo, Goldman Sachs espera que la economía española crezca en 2023 a un ritmo del 3,9%, aún por encima del resto, para moderar su expansión al 2,3% en 2024 y al 2% en 2025. Las predicciones del banco norteamericano conectan con las emitidas por la práctica totalidad de organismos internacionales, que auguran una sólida recuperación en nuestro país.

La grúa siniestrada, funcionando en una imagen de archivo.
 

Las perspectivas para la Comunitat Valenciana son también prometedoras, tanto en capacidades del tejido productivo como en generación de empleo. Y lo serán aún más cuando consigamos asentar un modelo de financiación autonómica justo y proporcional al peso demográfico, amén de otras variables que nos afectan como territorio. Sí, ya sabemos que no faltará el habitual ruido de la derecha pretendiendo que su quiebra política sea la quiebra del conjunto de la sociedad. Ese es un mal endémico de difícil cura. Con ignorarla, sobra.

Nuestra fortaleza económica no debe medirse exclusivamente en fondos europeos. La cantidad comprometida en el seno de la Unión será sin duda un revulsivo extraordinario, pero no es el único factor de prosperidad. La Comunitat Valenciana es dinámica y emprendedora. Los recursos públicos deben estar al servicio de esa fuerza motriz, sin descuidar el grado de cobertura social necesario para que el crecimiento sea sano y equitativo. La instauración de un marco idóneo para la generación de riqueza es competencia y responsabilidad del poder político. Consolidar unas instituciones equilibradas, también.

Y es a esta última idea a la que dirijo mi conclusión. Defiendo la meritoria restauración que el gobierno de Ximo Puig ha operado sobre la imagen interior y exterior de la Comunitat Valenciana. Donde antes había desmadre y sospecha, ahora hay sensatez y buena gestión.

El Botànic, pese a sus legítimos desencuentros, ha construido un proyecto fiable para esta tierra. Y en el centro de acción se encuentra el PSPV-PSOE, el partido con mayor representación institucional. Este fin de semana celebramos nuestro XIV Congreso. Debe ser un cónclave conciliador y sereno. El socialismo es el gran referente político de la Comunitat Valenciana. Nos debemos solo al interés general. Las pequeñas interioridades carecen ya de importancia. Es tiempo de paz.

Michel Montaner | alcalde de Xirivella y diputado del PSPV en les Corts | @MichelMontaner ]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.