Los champús más adecuados para tu bebé

292

El cuidado de los más pequeños es una de las prioridades para todos los padres. Los primeros años representan una aventura continua, en la que se tiene que estar siempre pendiente de que todo lo que se puede o no se puede utilizar para que crezcan felices, sanos y alegres.

No solo se trata de vigilar que todo vaya bien en su salud, sino que también hay que vigilar que los productos que se utilizan para la higiene diaria no dañen su frágil piel, todavía desprotegida ante agresiones externas. Por eso es importante elegir un buen champú para bebés.

La importancia de un champú ecológico

Los productos químicos utilizados en los productos de higiene para bebés pueden producir alergias y daños en la piel. En los primeros meses de vida hay que vigilar mucho qué utilizamos en el baño de todos los días. Un producto equivocado puede causar pequeños eccemas e irritar la piel.

En el caso del pelo, también hay que ir con cuidado. No tiene la consistencia, y resistencia que tiene el de un adulto, así que es extremadamente sensible. Por suerte, hay una gran variedad de productos ecológicos que huyen del uso de elementos que puedan llegar a provocar estos problemas.

Es importante que el jabón tenga un pH neutro, que no interfiera con el nivel de acidez de la piel y la limpieza sea óptima y no provoque alergias ni irritación durante el uso ni después.

Un champú para cada edad

El champú ha de ser también adecuado para cada edad. No es igual el pelo de un bebé recién nacido que el de un niño de un año o incluso el de un niño de tres años. Las características del cabello cambian con el paso de los años y los productos destinados a su limpieza también.

Aún con esto, y sobre todo en esos primeros años, los champús han de estar libres de productos químicos que pueden afectar su piel e incluso el cabello. La presencia de ingredientes totalmente naturales que limpien y protejan su piel se ha de valorar y evitar el uso de productos que contengan parabenos, sulfatos y colorantes que hagan más atractivo a la vista el champú, pero que no tienen ninguna función práctica.

Otra opción es utilizar champús veganos, que solo contienen extractos vegetales y productos naturales. Estos productos tampoco utilizan siliconas, parafinas ni aceites minerales, por lo que resultan más suaves, dejando el pelo fuerte y brillante sin causar alergias.

Normalmente se puede utilizar el mismo champú para lavar el pelo y la piel, así que se puede elegir un producto que sea válido para ambos, lo que supone un ahorro considerable en estos productos de higiene personal.

Hay que evitar también el uso de champús y jabón con perfume. Este tipo de jabón contiene productos químicos para producir esas fragancias, y es mejor utilizar uno que sea neutro. No hay nada que huela mejor que la propia piel de nuestro pequeño, ¿verdad?

@hortanoticias en Telegram

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.