Las obras de rehabilitación de la Casa Natalicia de San Vicente Ferrer, próximas a su conclusión

304

El proyecto para rehabilitar la Casa Natalicia de San Vicente Ferrer, dar solución a los problemas constructivos tanto estructurales como de impermeabilidad y mejorar las características arquitectónicas, históricas y de imagen del edificio están a punto de concluir, según ha explicado la concejala de Gestión de Recursos del Ayuntamiento de València, Luisa Notario. El impulso de esta intervención integral ha coincidido en el tiempo con la celebración del sexto centenario de la muerte de una de las figuras históricas más relevantes para la ciudad de València por su trascendencia en ámbitos muy diversos.

Notario ha explicado que este proyecto es fruto del análisis de necesidades y la evaluación económica de los trabajos de adecuación y conservación del edificio, entre las calles del Mar y del Pouet de Sant Vicent, a partir de la solicitud realizada por su superior, José Manuel Alcàsser. “Esta intervención culmina de alguna manera toda una serie de medidas que desde el Ayuntamiento de València hemos querido impulsar para promocionar la trayectoria de una figura histórica para nuestra ciudad no solo en el ámbito religioso”, ha destacado.

Las obras han contado con un presupuesto total de 410.488 euros, con una aportación incluida hasta los 75.000 euros del Ministerio de Hacienda, a través del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles. Su ejecución ha permitido la visualización de zonas anteriormente ocultas que presentaban importantes patologías sobre las que se ha decidido actuar a través de un modificado del contrato. Así, se han detectado en la cubierta graves problemas de su estructura tanto por pudrición como por ataque de xilófagos, por lo que ha sido necesario incrementar las unidades previstas en proyecto de tratamientos beta con resinas, así como adoptar como medida suplementaria de seguridad el empresillado de ambos tramos de madera en buen estado con chapas de acero atornilladas lateralmente y sustituyendo por madera nueva las que estaban en peor estado. En cuanto al estado del listonado de la cubierta en la calle del Mar, ha sido necesaria su sustitución completa. Por otro lado, también se ha detectado la existencia de xilófagos activos, lo que ha hecho imprescindible la instalación de un sistema antitermitas por cebos inhibidores del crecimiento para asegurar el buen mantenimiento a largo plazo del edificio.

En cuanto a problemas de humedad por capilaridad, especialmente en las zonas del semisótano, se ha optado por realizar perforaciones de drenaje hasta la cara inferior de la solera, de forma que, en caso de inundación, puedan evacuar al pozo y no afecten al pavimento. Además, se ha instalado un sistema de control de humedades y se ha mejorado la ventilación del espacio.

En cuanto a la bóveda neogótica, del siglo XVII, su desmontaje ha permitido el estudio detallado del estado. Se ha reconstruido el revestimiento de estuco de cal del plemento más próximo al arco toral del acceso, adaptándolo al resto de plementos que se encuentran en buen estado. En cuanto al revestimiento dorado, se trata de oro de 23 quilates que se encontraba en un aceptable estado de conservación en algunos de sus tramos y ha precisado de su limpieza, fijación de zonas craqueladas o en desprendimiento y reparaciones puntuales.

La intervención se ha completado con una instalación contraincendios que comprende además de la central compacta y detectores de humo, detectores ópticos, pulsadores manuales, sirena, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.