La hostelería vuelve a ver la luz tras la campaña de vacunación

132

El fin del estado de alarma y la vacuna han generado una atmósfera más optimista y el sector de la hostelería vuelve a ver la luz, tras un año de dificultades y restricciones a causa de la pandemia del coronavirus. La economía debe recuperarse, y por este motivo, hay que invertir en congeladores horizontales u otro tipo de maquinaria esencial para estos negocios.

La crisis provocada por la COVID-19 ha generado la paralización de todas las actividades económicas. España se enfrenta a una situación única y el escenario es de incertidumbre, pero el principal reto está en redefinir una estrategia para la recuperación centrada en la competitividad. A esto se une la posición de liderazgo de nuestro país como destino turístico y su capacidad para hacer frente a la demanda.

Los años 2021 y 2022 claves para la recuperación hostelera en España

Realmente, el 2019 fue un año muy bueno para el sector hostelero en España con una producción de 129341 millones de euros y una aportación del 6,25 al PIB. Estos datos se extraen del Anuario de la Hostelería 2020, que ha elaborado la patronal hostelera. Pero, la pandemia frenó este buen ciclo y provocó una caída del 50 % en la facturación (67000 millones de euros aproximadamente).

En el mejor de los casos, los expertos señalan que a partir de este verano se notará una gran mejoría, sobre todo porque el cliente nacional e internacional volverán a confiar en estos servicios, que a pesar de todo, seguirán cumpliendo con las medidas de seguridad que establecen las autoridades sanitarias.

Asimismo, el auge del teletrabajo y el mayor consumo en el hogar no será impedimento para el impulso del modelo de negocio take away. La venta online se ha disparado en los últimos meses y no deja de ser un complemento más para generar ingresos.

Si bien es cierto que algunos negocios han desaparecido por falta de recursos y liquidez, habrá que pensar en invertir en maquinaria altamente eficaz para ser mucho más competitivos. Por ejemplo, un expositor refrigerado es muy práctico porque sirve para exponer productos como tartas, carnes o pescados, entre otros.

Un escaparate perfecto que también sirve para conservar los productos a bajas temperaturas. Este tipo de mobiliario es muy útil en restaurantes porque les ayuda a colocar los postres y motivar al cliente para que consuma.

Asimismo, invertir en un congelador industrial de cara el verano es una excelente opción porque conserva los productos de hostelería entre los -4º y -30º. La elección de este electrodoméstico en horizontal resulta muy útil para cualquier cocina industrial, y además, dispone de un sistema de eficiencia energética altamente eficaz.

Si bien es cierto que las cifras de negocio aún están algo lejos de la estimación del 2019, los datos son bastante prometedores para finales de este año y principios del 2022. 

En definitiva, la hostelería es un motor económico muy importante en nuestro país y debe pensar en prepararse e innovar para garantizar el mejor servicio y atención a sus clientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.