Los hosteleros de Russafa presentan un código ético “frente a la incompetencia del Ayuntamiento de Valencia”

455

La Asociación por una Hostelería Responsable en Russafa, Al Balansí, ha presentado y firmado esta mañana el Código Ético por una Hostelería y Ocio Responsable y de Calidad.

La elaboración y puesta en marcha del Código Ético forma parte de los acuerdos establecidos por los hosteleros, junto con los vecinos, comerciantes y espacios culturales de Russafa integrados en la Plataforma Convivir Russafa, incluidos en su documento fundacional: el Manifiesto Ciudadano por un Ocio y Turismo Sostenible. Todos estos proyectos, pretenden poner en valor la importancia de la colaboración entre los colectivos que forman parte del barrio y que deben permitir avanzar en la prosperidad y calidad de vida de Russafa como uno de los mejores barrios de Valencia.

La iniciativa pretende promover las buenas prácticas de trabajadores autónomos y empresarios del sector del ocio y la hostelería en relación a la calidad en la atención al público, el correcto mantenimiento y la seguridad de las instalaciones y, muy especialmente, minimizar el impacto urbano y social vinculado a la actividad de las empresas.

Con el acto de hoy, que ha permitido poner en marcha las primeras adhesiones de los hosteleros de Russafa al código, empezando por los 39 asociados a Al Balansí, la asociación quiere hacer llegar este mensaje a los más de 250 establecimientos del barrio, como punto de partida de un proyecto que debería de extenderse al conjunto de la ciudad.

Contenidos y objetivos del Código Ético

El contenido y los objetivos del Código Ético pretenden promover el compromisos por las buenas prácticas y el cumplimiento estricto de la normativa por parte de pymes, autónomos y trabajadores del sector de la hostelería garantizando el control y cumplimiento de los horarios, la superficie de ocupación de las terrazas, el cuidado del mobiliario de las terrazas, la limpieza de las calles y la concienciación del público.

Un decálogo de compromisos que también pone interés en promover el compromiso social con la protección del menor; así como en la prevención de las drogodependencias, la igualdad de género, el respeto a la diversidad y la lucha contra las agresiones sexuales, como la campaña ‘Fora de Lloc‘, presentada recientemente por la Concejalía de Igualdad y en la que han participado los establecimientos de ocio y hostelería de Russafa.

Los compromisos suscritos también abordan aspectos como la manipulación de los alimentos de una manera higiénica y saludable, conocer la normativa sobre alergias alimentarias, al tiempo que la correcta gestión del servicio de admisión en los locales.

El malestar de las pymes con el Ayuntamiento de Valencia

Todo lo anterior coincide en el tiempo con una profunda crisis de confianza entre las pymes del ocio y la hostelería con el Ayuntamiento de Valencia, como consecuencia del conflicto provocado por la reciente aprobación de una nueva ZAS en Valencia, los recortes de las terrazas de Russafa y el fracaso de la creación y puesta en marcha de la figura del Alcalde de la Noche.

En este contexto, Luis Hortelano, portavoz de Al Balansí, ha querido dejar claro que ha llegado el momento de corresponsabilizar a la administración por su incompetencia a la hora de abordar la problemática de la contaminación acústica”. En este punto, ha insistido en “la pasividad e inacción del Ayuntamiento de Valencia que, más allá de culpabilizar y castigar a las pymes de la hostelería y poner en marcha ordenanzas y normativas arbitrarias, en 20 años no ha erradicado el problema del ruido, como ha quedado demostrado con la declaración de las ZAS en otras zonas de la ciudad”.

Del mismo modo, ha asegurado que las problemáticas asociadas al ocio nocturno son provocadas, principalmente, por las actividades ilegales carentes de regulación o sobre las que el Ayuntamiento no ejerce ningún tipo de control, como el botellón, los lateros, las viviendas turísticas, las charangas nocturnas o las fiestas okupas, entre otras.

En este contexto, los hosteleros de Russafa, con la presentación del Código Ético por una Hostelería y Ocio Responsable y de Calidad, pretenden dignificar la actividad económica y social del ocio y el turismo frente al acoso y abandono del Ayuntamiento de Valencia. Al mismo tiempo, quieren manifestar su frustración y malestar por la campaña de ataque contra las pymes hosteleras llevado a cabo por el Ayuntamiento de Valencia, y ante el que el colectivo hostelero no piensa renunciar a ningún tipo de iniciativa para defender sus intereses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.