Denuncia contra Agricultura por clorar agua para reducir la contaminación fecal que obligó a cerrar varias playas de l’Horta Nord

3285

La Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo ha denunciado a la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR) de la Conselleria de Agricultura y a la SAV por las actuaciones llevadas a cabo para la desinfección del vertido al mar de las acequias en la comarca de l’Horta Nord de Valencia en julio y agosto de 2019.

El objetivo de estas actuaciones, que provocaron el cierre de varias playas de La Pobla de Franals, El Puig, Alboraya y Valencia, reducir la contaminación fecal que obligó a cerrar algunas playas, al considerar que el método de cloración pudo constituir un delito medioambiental. Días después de esta práctica, aparecieron peces muertos en la desembocadura de una de las acequias.

Así consta en un dictamen de la fiscal instructora de las diligencias, que sostiene que de la actuación de la EPSAR y la adjudicataria de la cloración, la Sociedad Agricultores de la Vega (SAV), se desprenden indicios de la comisión de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente previsto en el artículo 325 del Código Penal, por lo que remite la causa al Juzgado Decano de los de Massamagrell para su reparto.

Fiscalía pide que se requiera a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica para que identifique a los miembros de la Comisión Técnica de Seguimiento de la calidad de las aguas de baño de las playas de los municipios de L’Horta Nord, creada a consecuencia de los diferentes episodios de cierres de playas por contaminación microbiológica ocurridos en junio y julio de 2019 y que se remita el acta de la reunión en la que se adoptó la decisión de proceder a la cloración de las aguas de las acequias más conflictivas.

Asimismo, solicita que se aporte aquella documentación, informes o elementos que llevaron a la decisión de clorar las acequias en cuestión, o bien facilite la identidad del organismo que esté en disposición de hacerlo y requerir tanto a EPSAR como a SAV para que aporten las analíticas y comprobaciones llevadas a cabo para controlar la cloración, o en su caso, indiquen el organismo encargado de hacerlo.

Según consta en la resolución, durante los meses de junio y julio de 2019 se registraron diferentes episodios de cierres de playas en L’Horta Nord y en Valencia por contaminación microbiológica, conforme a los análisis periódicos de aguas de baño que realiza la Dirección General del Agua de la Conselleria de Agricultura, al superarse los límites establecidos en la legislación vigente para aguas de baño.

9 playas cerradas por vertidos fecales el pasado verano

El 4 de julio la ciudad de Valencia tuvo que cerrar al baño las playas de la Malvarrosa y la Devesa por superar los niveles de Escherichia coli, bacteria que se encuentra normalmente en el intestino del ser humano. El 9 de julio se decretó el cierre al baño de dos playas de El Puig y una de Massamagrell. El 10 de julio se cerró al baño una playa de Pobla de Farnals y se decidió mantener la prohibición en 3 playas del Puig y Massamagrell por el mismo motivo.

Ante las consecuencias negativas que los cierres de playas generaban en la ciudad de València y en las poblaciones costeras, la Conselleria constituyó una Comisión Técnica de Seguimiento de la calidad de las aguas de baño de las playas, que concluyó con que la contaminación fecal se originó por el vertido al mar de los excedentes de las acequias de riego por el vertido de viviendas aisladas que no están conectadas a las redes de alcantarillado municipal.

La Comisión Técnica creada por la Conselleria planteó la necesidad de rebajar el nivel de contaminación fecal en las acequias antes de su vertido y acordó que la EPSAR prepararía lo necesario para la cloración, unos trabajos que se declararon «de emergencia» y se adjudicaron a la SAV, que los realizó entre el 5 y 6 de agosto. El día 8 aparecieron peces muertos en la desembocadura de la acequia de La Tanca (Medicalia-El Puig) junto al mar.

Posteriormente, en el mes de septiembre, la Comisión Técnica de Playas constituida el 11 de julio para detectar el origen de los vertidos que obligaron a cerrar 9 playas en el área de València y de l’Horta Nord concluyó que la conexión irregular a la red de saneamiento es la responsable de los positivos en los análisis.

Métodos menos invasivos

Ahora la resolución de la Fiscalía recuerdan que existen informes periciales de los que se desprende que existían otros métodos «menos invasivos» que la cloración de las acequias para paliar y/o eliminar los efectos de la contaminación de origen fecal en medios naturales, como un desvío del vertido de modo que no alcanzara la playa o una fuerte dilución.

Por todo ello la Fiscalía ha denunciado a la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR) de la Conselleria de Agricultura y a la SAV.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.