El PP afirma que el botellón "se le ha ido de las manos al gobierno de Ribó y PSOE" en València

200

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de València, Santiago Ballester, ha denunciado que al Gobierno de Ribó y PSOE se le ha ido de las manos el botellón que se extiende ya por toda la ciudad. Los 11 puntos de botellón en la ciudad siguen extendiéndose a otras zonas, asegura el edil popular.

Uno de los últimos puntos es el barrio de Benimaclet, donde el botellón llena la plaza principal del barrio los fines de semana ante la pasividad del Gobierno de Ribó, según explican los propios vecinos.

El Grupo Municipal Popular llevó al pleno del mes de septiembre una moción para exigir al Gobierno de Ribó y PSOE que dejen de mirar a otro lado  y  ponga en marcha un plan serio y organizado para atajar el botellón y la inseguridad ciudadana que se vive en los barrios de la ciudad de Valencia. La respuesta fue el rechazo de la misma con los votos de Compromís y PSOE.

“Ribó y PSOE son incapaces de frenar el botellón y la inseguridad en los barrios que cada vez va a más y se extiende por más barrios. No tienen intención de atajarlo y ya se les ha ido de las manos”, explicó el concejal Santiago Ballester, quien reclama un plan de choque serio para frenarlo y que se pida la ayuda a la Delegación del Gobierno.

Uno de los puntos de la moción del PP era “la creación de un grupo especial de la Policía Local para luchar contra el botellón en las calles de la ciudad, especialmente los jueves y los fines de semana”.

“Especialmente los fines de semana ha quedado demostrado que se le ha ido de las manos al concejal de Policía y los problemas de orden público, inseguridad y botellón se extiende por toda la ciudad”, asegura Ballester “que retire las competencias de seguridad al concejal Cano (PSOE) que es incapaz de frenar la situación”.

El botellón se une a la situación de inseguridad que se vive en Monteolivete, Benimamet, Marxalenes… No es vano, el número de delitos se ha disparado en un año en la ciudad de Valencia un 38,8% con incremento en todos los tipos de delitos en la ciudad.

Moción al pleno del PP

En la moción el PP recordaba que el concejal de Protección Ciudadana y responsable de la Policía Local de València, Aarón Cano, "no puede seguir engañando a los barrios de la ciudad. Podemos tener la mejor ordenanza para luchar contra el botellón, que llega con cuatro años de retraso. Aún no ha entrado en vigor y nos ha costado 130.000 euros", sentenciaban los populares. “Sin policías en las calles es imposible hacerla cumplir. Se tenían herramientas para erradicar el botellón, pero la falta de previsión del Gobierno Ribó y PSOE que en seis años  al frente del Ayuntamiento ha perdido 200 agentes en la calle resulta más que complicado, mientras la situación ya se les ha ido de la manos”.

La moción pedía que el pleno municipal inste al alcalde a destituir y apartar de sus funciones al concejal Aarón Cano Montaner ante la creciente inseguridad en los barrios de la ciudad y su incapacidad de poder dar solución eficaz a los problemas.

También pedía que la Policía Local de Valencia, elaborara un Plan de acción de choque continuado para erradicar la delincuencia sistematizada en todos los barrios afectados, donde estén presentes todas las delegaciones afectadas, así como una mayor coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía. Una petición que ya se ha cumplido en barrios como Orriols, donde se está llevando a cabo un plan de choque integrado por los dos cuerpos policiales para combatir los problemas de convivencia puestos de relieve por el propio vecindario hace pocas semanas.

La moción popular también instaba al Ayuntamiento y Delegación de Gobierno de la Comunitat Valenciana a la creación de manera inmediata de una mesa de convivencia exclusivamente para abordar los retos del barrio donde estén representados todas las áreas municipales, fuerzas y cuerpos de seguridad, entidades y movimientos sociales.

Otro punto de la moción instaba a la Delegación de Protección Ciudadana a que apruebe de manera inmediata y urgente la ordenanza de civismo en el espacio público, y conjuntamente con Servicios Sociales Municipales, a que elaborasen un plan de acción de asistencia a personas en riesgo de pobreza y exclusión social en los barrios de Orriols, Marxalenes, Cabanyal, etc.

También se pedía que se aprobasen las bases de la OPE de 2020 para cubrir la carencia de efectivos que sufre la Policía Local de Valencia, y que se apruebe la OPE de 2021 para cubrir la carencia de efectivos que sufre la Policía Local de Valencia.

Instaba, finalmente, a la Delegación de Gobierno de la Comunitat Valenciana junto con el Cuerpo Nacional de Policía a implantar una comisaría de distrito en el barrio de Orriols para dar servicio a los problemas seguridad que sufre el barrio, y que la PLV en coordinación con la CNP, implante un dispositivo especial y exclusivo para los casos de botellón que se están produciendo en Plaza de Honduras y Blasco Ibáñez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.