El juez archiva la causa contra el restaurante RIFF de Valencia

251

Un auto del Juzgado número 1 de Instrucción de Valencia ha decretado el sobreseimiento de la causa que se seguía contra el dueño del Restaurante RIFF por la muerte de una clienta el pasado mes de febrero.

La Conselleria de Sanidad llegó a cifrar el 29 los casos de personas intoxicadas tras comer en el restaurante, después de encuestar a 75 comensales que comieron en el local con una estrella Michelin del 13 al 16 de febrero, entre ellos una mujer de 47 años de edad que murió.

Inspectores de seguridad alimentaria hicieron una visita de inspección al establecimiento, situado en el barrio del Eixample y que cuenta también con dos soles Repsol, para estudiar las condiciones del mismo y durante la misma “no se detectaron deficiencias relacionadas con factores que hubiesen podido contribuir a la toxiinfección alimentaria”.

Se procedió a la recogida de muestras de algunas materias primas y alimentos que formaban parte del menú degustación, y se ha gestionado con el Instituto de Medicina Legal la remisión de las mismas al Instituto Nacional de Toxicología para su análisis.

Pero la prueba clave en este caso ha sido la autopsia llevada a cabo por el forense, que encontró que la mujer tuvo una insuficiencia respiratoria aguda, con una intoxicación alimentaria leve que desaparecía sin tratamiento.

También se analizó la seta conocida como “colmenilla”, así como el arroz cocido, ingeridos en el restaurante RIFF. El resultado de los análisis fue que la seta, género Morchella, si bien tiene cierta toxicidad, las consecuencias son solo síntomas neurológicos como temblores, gastrointestinales, nauseas, vómitos y dolores de cabeza. En el arroz desecado no se detecto nada anormal.

Finalmente, el informe histopatológico descartó que el fallecimiento fuera debido a la ingesta alimentaria. Por lo tanto, concluyó que la muerte fue natural y que la causa del fallecimiento fue una insuficiencia respiratoria aguda, debido a una patología de la propia fallecida relacionada con alteraciones renales.

“Ante la claridad del informe forense, de los análisis de autos procede el sobreseimiento”, señala el auto. “No es necesario, habiéndolo pedido la acusación particular más investigaciones dada la claridad de la prueba pericial médica y forense”.

Se decreta así sobreseimiento provisional. Esta resolución no es firme y frente a ella cabe recurso que ha de interponerse en el plazo de 3 días.

Está próximo a su fin, de este modo, el auténtico calvario que el dueño de este restaurante de lujo, Bernd Knöller, viene padeciendo desde hace 9 meses, cuando de la noche a la mañana un chef que había sido distinguido con una estrella Michelin y dos soles Repsol veía seriamente dañada su imagen pública, fundamental para el normal funcionamiento de su negocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.