El Colegio de Enfermería de Valencia alerta de la falta de personal en la UCI del Hospital Doctor Peset

726

El Colegio de Enfermería de Valencia (COEV) ha pedido a la Conselleria de Sanidad, en un comunicado hecho público este martes, que resuelva la "dramática situación que viven actualmente las/os profesionales de Enfermería en los diferentes centros clínicos de la Comunidad Valenciana pero, especialmente, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia". Se trata de un problema que, a criterio de COEV, "se basa en la falta de personal y organización y que afecta a todas las salas que atienden a los pacientes con Covid19".

Según asegura la asociación colegial, los profesionales de la UCI "deben trabajar con menos personal del que correspondería por plantilla, dado que no se cubren, oportuna y sistemáticamente, las ausencias de profesionales de la unidad (bajas, permisos, etc.) con el argumento de que en el resto de los servicios no tienen el perfil de UCI".

Desde COEV se insta a que se tenga en cuenta la carga de trabajo para que los gestores de la Sanidad pública "tengan en consideración la creación de un plan adecuado para cubrir las ausencias de personal de esta unidad y las del resto de servicios del hospital. En ocasiones, los trabajadores se ven obligados a cubrir las faltas de personal en otros servicios con el consiguiente aumento de cargas de trabajo para el personal que queda en la unidad, atendiendo exclusivamente a criterios de número de camas ocupadas, sin que se atienda las necesidades de los pacientes ingresados ni la posibilidad de que en un momento determinado la asistencia requiera de un importante aumento de recursos de acción inmediata: intubaciones urgentes, paradas, ingresos simultáneos, traslados, etc".

El COEV señala que "es de justicia reconocer el sobreesfuerzo de aquellas/os técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) de la unidad que, además de repetir turnos, han debido de formar a compañeras/os en todos aquellos aspectos específicos propios de la unidad, y más en las tan especiales circunstancias vividas durante la crisis COVID. La falta de TCAE es flagrante y requiere de una dimensión adecuada".

De la misma forma, explica COEV, "el intento de aliviar la situación aportando refuerzos de personal de otros servicios ha puesto en evidencia la importancia que tiene el conocer y desenvolverse de forma eficiente en determinados servicios, en este caso en la Unidad de Cuidados Intensivos en particular. Pues, a pesar de todo, al igual que ocurre con las/los enfermeras/os, frecuentemente y por indicaciones expresas del equipo responsable de la Enfermería del hospital, se sigue recurriendo a trasladar personal de UCI a reforzar otras unidades, con la mengua de recursos que esto supone para la unidad".

A pesar de que los profesionales "han hecho esfuerzos para reclutar el máximo personal con la intención de reforzar la unidad durante la crisis, al ser conocedores de profesionales con perfil (UCI/Críticos) que se ofrecieron para prestar sus servicios y no se tuvo en cuenta su ofrecimiento. Hecho que sigue ocurriendo en la actualidad, a las puertas de un nuevo rebrote", asegura COEV.

Por otro lado, COEV incide en el hecho de que "desde hace más de un año la UCI viene asumiendo el servicio de Unidad de Terapia Intravenosa con el compromiso firme de mantener el personal asignado a este equipo, sin movilizarlo a otros servicios para poder realizar las tareas propias de esta UTI. Cada vez la demanda es mayor y nuevamente este compromiso no se ha cumplido, y los profesionales se han visto en la necesidad de tener que anular citas y viendo nuevamente nuestra carga asistencial aumentada a causa de una mala gestión".

Las/os profesionales de Enfermería del hospital de la avenida de Gaspar Aguilar sufren, por las circunstancias laborales adversas, "una considerable frustración y desanimo y muestran evidentes síntomas de agotamiento físico y emocional. Sobre sus espaldas, ya magulladas, deben soportar el enorme yugo de percibir que nadie ha hecho nada estos meses por mejorar sus circunstancias laborales y las de los pacientes que atienden a diario", asegura la asociación colegial.

Estas/os enfermeras/os disponen de una larga experiencia en la Unidad de Cuidados Intensivos y, "tras haber superado muchos momentos complicados, perciben una gran desprotección y desamparo por parte de la gestión del centro que les afecta tanto a ellos, como empleados de la sanidad pública, como a sus pacientes", lamenta COEV en su comunicado.

Estos profesionales, asegura el comunicado, desde el primer momento "están enseñando e instruyendo a los compañeros que han sido contratados para afrontar la Covid-19 en el cuidado y manejo de paciente que se encuentra en Urgencias, Unidades de críticos, Reanimación y Salas de hospitalización. Pero, de forma sistemática, cambian al personal de unos servicios a otros y generan el consiguiente caos organizativo. Porque se requiere una experiencia y formación específica que nosotros vamos a dar ahora por la gran necesidad que se tiene, pero que debe ajustarse a las tareas y las necesidades de los servicios. La especialización es crucial para ofrecer los cuidados".

El presidente del Colegio de Enfermería de Valencia, Juan José Tirado, recuerda que la carencia de personal “es una realidad endémica en la sanidad valenciana y la saturación de los hospitales durante la pandemia se debe principalmente a la baja ratio de enfermeras que hay en la Comunidad Valenciana”. La Ratio-Enfermeras por 100.000 habitantes en Europa es de 852 profesionales, mientras que en la Comunidad Valenciana apenas llega a 520 profesionales.

“Las enfermeras del Hospital Doctor Peset ya vaticinaron a finales del verano lo que iba a ocurrir en las semanas posteriores y reclamaban una mejor gestión para afrontar la segunda oleada de la pandemia. Claro está que llegó la segunda ola y se cumplieron los peores augurios. Nos encontramos ahora de lleno ya en una tercera ola de contagios, en un momento en el que las/os profesionales de Enfermería están devastadas física pero, sobre todo, emocionalmente”, incide Tirado.

El presidente de los enfermeros valencianos anuncia que Desde el COEV “hemos elaborado una batería de propuestas, recopiladas por la experiencia cotidiana de las casi 30.000 enfermeras que trabajan en la Comunidad Valenciana, con las que pretendemos contribuir a la mejora del sistema sanitario. Un decálogo de ideas que persigue fortalecer la maltrecha red sanitaria debido a la pandemia de la Covid-19”.

Entre estas medidas, que pueden aplicarse en el Hospital Doctor Peset, solicitamos traslados puntuales de enfermeras de servicios no saturados como pueden ser consultas externas otros servicios a unidades de Covid que ahora están faltas de personal.

Es importante, concluye COEV, estudiar una redistribución de personal para atender los espacios clínicos más saturados. Especialmente las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), estas unidades actualmente están desbordadas y precisan más recursos humanos. Por lo tanto, la propuesta sería una revisión de todos los contratados por Covid con experiencia en Reanimación (REA) o UCI y que actualmente están en plantas de menos presión asistencial.

Y, por último, pero no menos importante, que haya una la modificación de la bolsa en su contratación de profesionales por áreas de conocimiento para evitar desaprovechar a las profesionales preparadas en distintas áreas específicas. Una incongruencia que genera una disfunción en el sistema que no ajusta los profesionales a las necesidades reales de personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.