El Ayuntamiento de València pone negro sobre blanco su compromiso con la Capitalidad Mundial del Diseño

407

«El diseño y la creatividad se deben convertir en el vector de fortalecimiento del desarrollo económico de la ciudad y su área metropolitana, debe ser el eje catalizador de la capacidad innovadora del tejido productivo y facilitador de su internacionalización». Bajo esta premisa, y en el contexto de la Capitalidad Mundial del Diseño que la ciudad ejercerá en 2020, el alcalde de València, Joan Ribó, y la presidenta de la Associació València Capital del Disseny, Marisa Gallén, han firmado hoy un convenio de colaboración, mediante el que se concreta el respaldo y la participación del Ayuntamiento de València en esta iniciativa.

Tal como ha explicado el alcalde, este convenio refleja «el compromiso del Ayuntamiento de València para participar y respaldar las acciones de cara a la Capitalidad Mundial del Diseño de 2022». «Queremos trabajar para que esta capitalidad no sea algo únicamente de 2022, sino una acción de continuidad que ha de alcanzar a todos los sectores económicos y sociales de la ciudad». La representante de la Associació València Capital del Disseny, Marisa Gallén, ha manifestado su satisfacción «porque con esta firma ya podemos a empezar a preparar las actividades previas a la capitalidad, con la confianza de convertir a València en un centro líder en creatividad y diseño, y de que haya un antes y un después en la percepción de la ciudadanía de lo que es el diseño».

El acuerdo establece el compromiso económico del Ayuntamiento de financiar parte de los gastos de las obligaciones asumidas por la asociación, que se concreta en 2,25 millones de euros, dotados de manera plurianual. Para el ejercicio 2020, el Ayuntamiento se compromete a otorgar una subvención de 500.000 euros; y para los ejercicios 2021 y 2022, el importe de la subvención ascenderá a 750.000 y un millón de euros, respectivamente.

València fue elegida Capital Mundial del Diseño el 11 de octubre del pasado año, 2019. Tras alcanzar este objetivo común, tanto el Ayuntamiento como la Associació València Capital del Disseny han manifestado su voluntad de trabajar unidos «en colaboración público-privada y alianza estratégica de la cuádruple hélice» (modelo de innovación abierta que se basa en la interacción de cuatro ejes principales: administración pública, empresas, entidades académicas y personas). De hecho, tanto el Ayuntamiento como la  asociación han subrayado en el acuerdo que «el diseño debe ser, en los próximos tres años, una interfaz facilitadora de las relaciones entre la creatividad y la innovación, articulando las conexiones entre la estructura institucional del Ayuntamiento de València, la sociedad civil, las empresas, y las principales instituciones culturales».

«València cuenta con el aval histórico de más de un siglo de desarrollo del diseño, con profesionales del cartelismo, el dibujo, la publicidad, la ilustración, el diseño gráfico e industrial y el urbanismo», ha añadido el alcalde, que ha subrayado cómo todo ello ha confluido en el protagonismo creciente del diseño, en todas sus formas y variedades, como elemento estratégico en el desarrollo económico, social y cultural de la ciudad.

A partir de las actividades a realizar y de los visitantes, se ha estimado el impacto económico que la celebración de la Capitalidad Mundial del Diseño 2022 podría tener en la ciudad en los próximos años. Un criterio conservador establecería una presencia aproximada de 10.000 profesionales, que podrían generar un impacto empresarial en la ciudad de unos 8’5 millones de euros, lo que supondría multiplicar por 1’5 el presupuesto organizativo. Sin embargo, un análisis más avanzado propone la llegada de unos 50.000 profesionales, cuyo impacto empresarial en la ciudad alcanzaría los 29 millones de euros; es decir, un efecto multiplicador de 3’3 sobre el presupuesto organizativo.

 

Referente innovador

El alcalde ha subrayado la voluntad del Ayuntamiento de situar a la ciudad «como referente innovador, pero con la voluntad de hacer perdurar esta posición tras la Capitalidad Mundial», del mismo modo que se ha hecho con la Capitalidad Mundial de la Alimentación Sostenible, que ha tenido consecuencias directas para la ciudad, como la creación del CEMAS (Centro Mundial de Alimentación Sostenible), con el apoyo de la FAO y de la ONU. De hecho, han destacado los representantes municipales y de la entidad de diseño, «el diseño ha mostrado ser ya un activo importante en nuestra ciudad y en el resto de la Comunidad Valenciana y es una de las disciplinas en las que las valencianas y los valencianos han demostrado estar a la vanguardia».

En base a todo lo expuesto, el Ayuntamiento de València y la Associació València Capital del Disseny, consideran que la obtención de la capitalidad es un proyecto ilusionante, que debe ser participativo y que comparte la idea de que el diseño puede devenir en uno de los elementos identitarios de una ciudad prospera, inclusiva, creativa y sostenible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.