Diputació construirá el nuevo Teatro Escalante en el entorno de la avenida de las Cortes

328

La Diputació de València construirá un nuevo edificio como sede definitiva del Teatro Escalante en el solar que tiene la institución entre las calles Vicent Tomás i Martí y Xiprers, en el entorno de la Avenida de las Cortes. La decisión, consensuada entre los responsables provinciales y los profesionales del sector de las Artes Escénicas, se toma tras escuchar a una decena de asociaciones y constatar que la mayoría prefería la opción de disponer de una nueva sede más moderna y adaptada a las necesidades del sector.

La corporación provincial invertirá alrededor de cinco millones de euros, a lo que habrá que sumar el coste del equipamiento técnico, en un proyecto de construcción que tiene un plazo estimado de ejecución de entre 45 y 47 meses. En opinión de los técnicos, esta opción es la más económica y la que tiene los plazos más cortos, frente a las alternativas de adquirir el viejo teatro y rehabilitarlo o adecuar un edificio enclavado en las instalaciones del IVAF, también propiedad de la Diputación.

El solar de Vicent Tomás i Martí, con 1.800 metros cuadrados de suelo urbanizable junto a la biblioteca Joan de Timoneda de Beniferri, es el lugar escogido por la corporación, tras hacer partícipes en el proceso a los distintos colectivos profesionales del sector, para crear “un nuevo espacio con todas las facilidades para adaptarse a las necesidades del Escalante, con instalaciones y equipamiento modernos y una ejecución más ágil”. Así lo explican los responsables provinciales, que desde el primer momento han querido anteponer el proyecto teatral al recinto.

 

Proyecto referente

El presidente de la Diputació, Toni Gaspar, tiene claro que la prioridad es “garantizar la continuidad de un proyecto referente en el ámbito cultural y muy especialmente para un público infantil que descubre la grandeza del teatro con un protagonismo destacado de las compañías valencianas, y el objetivo es que dispongan de una sede estable y definitiva, un espacio moderno que les permita desarrollar su trabajo en las mejores condiciones”.

Coinciden con Gaspar tanto la responsable de Teatros, Glòria Tello, como el diputado de Patrimonio, Andreu Salom, quienes agradecen su implicación a las asociaciones consultadas por la Diputación. Tello asegura que la corporación y su departamento seguirán trabajando, de la mano de los profesionales de las artes escénicas, “para dotar cuanto antes al Escalante de una sede definitiva que refuerce la continuidad de un proyecto teatral por el que esta institución siempre ha apostado”.

Por su parte, el titular de Patrimonio, Andreu Salom, destaca de la opción finalmente escogida “la posibilidad de adaptar el nuevo espacio a múltiples formatos”, al tiempo que “descentraliza la actividad cultural en la ciudad en una zona muy accesible para escolares, que son un buen porcentaje de los espectadores”.

 

Comisión técnica

Tras dos encuentros entre los responsables provinciales y los representantes de una decena de asociaciones de actores, empresas de circo y teatro, escritores, gestores culturales y distribuidores que agradecen a la Diputación su forma de “hacer política buscando la colaboración del sector profesional”, la corporación cumple así con su compromiso de no ralentizar la decisión definitiva y pone en marcha la maquinaria para llevar adelante el proyecto, que contará con una comisión técnica en la que también participarán los profesionales.

En el proceso para decidir la nueva sede del Teatro Escalante han participado junto a la Diputación la AAPV (Actors i Actrius del País Valencià), el Comité Escèniques, los Gestores Culturales, los distribuidores de ADVAEM, los escritores de teatro agrupados en AVEET, la Asociación Valenciana de Empresas de Teatro y Circo (AVETID), la Asociación de Profesionales de Circo de la Comunitat (APCCV), las asociaciones de danza AVED y APDCV y FETI, Federación de Espacios Teatrales Independientes de la Universitat.

Seis de los diez colectivos dejaron clara su preferencia por una nueva sede más moderna y ágil en cuanto a los plazos de ejecución, mientras que otro no se decantó por ninguna de las opciones. El resto prefería rehabilitar la tradicional sede del Escalante en la calle Landerer, para lo cual la Diputación tendría primero que adquirir el edificio e iniciar después un proceso costoso para solucionar el problema de “unas instalaciones obsoletas e insuficientes”, como admiten los profesionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.