Detienen en València a un hombre tras cometer una decena de hurtos al descuido y usar las tarjetas bancarias sustraídas

25

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre de 39 años como presunto autor de los delitos de hurto y estafa, tras sustraer al descuido efectos a turistas y, posteriormente, realizar un uso fraudulento de sus tarjetas bancarias. También han arrestado a dos mujeres, de 17 y 44 años, como presuntas autoras de un delito contra la administración de justicia, cuando estas se disponían a deshacerse de objetos hurtados por el detenido.

Los policías, tras una ardua labor de investigación, han logrado identificar y detener al sospechoso de hasta diez hurtos al descuido cometidos, principalmente, en establecimientos hosteleros de la zona centro de Valencia, siendo las víctimas, en su mayoría, turistas. Este, además, también realizaba un uso fraudulento de algunas de las tarjetas bancarias sustraídas.

Asimismo, tras la detención de este varón, los agentes han arrestado también a dos mujeres, de 17 y 44 años, como presuntas autoras de un delito contra la administración de justicia, cuando se disponían a deshacerse de gran parte de los efectos sustraídos por el sospechoso tras tener conocimiento de su detención.

Concretamente, los agentes localizaron a las dos mujeres cuando salían apresuradamente de la vivienda del detenido portando varios bultos, donde intentaban ocultar tres relojes de alta gama valorados en un total de 30.000 euros que habrían sido sustraídos hace aproximadamente año y medio de una gran superficie comercial, así como un bolso de marca y cuatro teléfonos móviles.

Los investigadores, asimismo, llevaron a cabo un registro del domicilio del sospechoso, localizando e interviniendo multitud de objetos electrónicos, tales como teléfonos móviles, ordenadores portátiles, tabletas y cámaras fotográficas; una treintena de bolsos; carteras; gafas de reconocidas marcas, además de documentación personal.

Tal y como han averiguado los agentes, la cuantía de los objetos denunciados supera los 10.000 euros, mientras que solo los recuperados por los policías podrían ascender a un valor de 50.000 euros.

El detenido, con más de una treintena de antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial, mientras que las arrestadas han sido puestas en libertad una vez oídas en declaración, tras ser advertidas de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando fueran requeridas. En el caso de la menor de edad, se ha dado cuenta a Fiscalía de Menores, siendo entregada a sus tutores legales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.