Cuánto cuesta la reforma del baño: expertos nos resuelven las dudas

1
619

Reformar una de las estancias de la vivienda donde más tiempo pasamos es una tarea ciertamente intimidatoria, dada la ingente cantidad de trabajo que hay que realizar en estos casos. Sin embargo, es algo que no se puede evitar, aunque sí hacer más llevadero, gracias a los consejos que nos brindan los expertos en la materia, que permiten responder, con solvencia, algunas de las preguntas que más suelen hacerse en estas circunstancias.

¿Cómo gestiono el tema del presupuesto?

Puede llevarse a cabo de diversas maneras, siendo, quizás, la más recomendable pedir, al menos, tres presupuestos diferentes, para evaluar el conocimiento, el coste, las posibilidades de financiación y la forma de programar los diversos plazos que cada empresa propone. De esta forma, se podrá examinar con comodidad el rango de precios existente en el mercado y la calidad del trabajo del contratista (ejemplos al respecto, inventiva, planos en 3D, financiación…). Además, de esta forma, el equipo profesional podrá cerrar plazos de trabajo, con lo que evitará dejar espacio para la improvisación (en otras palabras, todo quedará definido desde antes de comenzar a trabajar: precio, toma de decisiones y tiempo de ejecución).

¿Puedo instalar una ducha a ras del suelo?

Sí, aunque no es nada sencillo, pues, para que la mampara pueda expedir agua (por cierto, en este enlace pueden adquirirse magníficas mamparas de ducha Asealia), debe existir una tubería de desagüe que vaya por debajo y que, aunque suele tener poco diámetro, necesita una pequeña pendiente para poder desaguar de una forma correcta. Así pues, si el suelo de la vivienda no puede picarse lo suficiente para colocar esta tubería con su pendiente, el resultado es que el plato de ducha sube unos pocos centímetros. Por lo tanto, si se desea una ducha a ras y el suelo no tiene suficiente espacio, pueden seguirse dos soluciones: colocar la ducha justo encima de un desagüe original o pedir permiso al vecino de debajo para llevar la tubería por su falso techo.

¿Necesito pedir permiso a los vecinos?

El permiso de la comunidad de vecinos solo es necesario en determinadas obras, concretamente, solo se necesita permiso cuando la reforma afecte a elementos comunes, como los cerramientos de terrazas, los bajantes… Sin embargo, sólo deberían dar permiso si se es el primero que desea hacer ese tipo de modificación; si no es así, se tratará de una comunicación a través de la que el permiso se sobreentiende. El punto uno del artículo séptimo de la La Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal no deja ninguna duda al respecto: el propietario de cada piso o local podrá modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de aquél cuando no menoscabe o altere la seguridad del edificio, su estructura general, su configuración o estado exteriores, o perjudique los derechos de otro propietario, debiendo dar cuenta de tales obras previamente a quien represente a la comunidad.

¿Se puede eliminar el moho que se ha acumulado, con la reforma, en los azulejos?

Existen múltiples formas de abordar este problema, algunas de ellas caseras, como recurrir al bicarbonato de sodio (pues tiene la propiedad de absorber la humedad, solo hay que disolver una cucharada de este producto en un vaso de agua. de aplicarlo, con un pulverizador o directamente con el cepillo y después aplicar la mezcla sobre el moho, con un pulverizador o con cepillo directamente, y frotar con un cepillo pequeño, que puede perfectamente ser el de dientes) o al vinagre (aunque se vende vinagre específico para la limpieza del hogar, es posible utilizar el convencional de  cocina; al ser un ácido natural, puede acabar con el hongo de inmediato y de forma ecológica, solo hay que rociar las manchas de moho con el vinagre, dejarlo actuar y, por último, frotar). Aunque, quizás, lo más conveniente en estos casos es acudir a expertos para que apliquen tratamientos antimoho, como los que propone la empresa INGENIA.

¿Cómo coloco los sanitarios?

A la hora de diseñar y reformar un baño, se debe tener en cuenta los espacios que necesita cada uno de los aparatos sanitarios, por ejemplo, la zona donde se coloque el inodoro no debe tener jamás menos de 60 cm de ancho y 1,20 de fondo, o una ducha nunca debería tener menos de 60×60 cm (lo que suele recomendarse, en estos casos, de hecho, es que no llegue nunca a bajar de 80×80). Aparte de eso, es importante tener en cuenta el espacio que ocupa la puerta (normalmente, de 62 cm de ancho) al abrirse. Además, en esta situación, para encontrar los sanitarios que más nos gusten, siempre es recomendable ver la mayor cantidad posible de productos y comparar las características de unos y otros, como nos dicen el experto del portal especializado Hogar10.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.