Comienzan las obras de peatonalización de la plaza de la Reina

292

Esta semana comienzan las obras de peatonalización de la plaza de la Reina, que tienen una duración prevista de 12 meses y un presupuesto de 10,7 millones de euros, de los que 3,3 millones provienen de fondos europeos. Los 12.000 m² de la renovada plaza contarán con 115 árboles frente a los 53 actuales con el consiguiente aumento de sombra; se instalarán pérgolas que proporcionarán 1.317,5 m² de sombra, 4,19 veces más que la que existe ahora; habrá zona de juegos infantiles, difusores de agua y contenedores soterrados. El aparcamiento, de cerca de 9.000 m², será renovado por completo con nuevas rampas de acceso y puntos de recarga eléctrica.

Desde el punto de vista paisajístico, el trazado de la antigua muralla romana será señalizado en el pavimento y se recuperará la perspectiva visual de la puerta barroca de la Catedral al disponer el arbolado en el trazado de la antigua calle Zaragoza.

El alcalde, Joan Ribó, acompañado del concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y el vicealcalde, Sergi Campillo, ha visitado este lunes por la mañana los trabajos de reurbanización que, junto con los ya iniciados en la plaza del Ayuntamiento y el entorno de la plaza del Mercado, forman parte del “proceso de reconquista del espacio público para las personas”.

El alcalde ha indicado que el proyecto de reforma de la plaza de la Reina, puesto en marcha tras un proceso participativo, tiene como objetivo “transformar la plaza en un ámbito básicamente peatonal en el que se pueda pasear con tranquilidad, sin barreras que obstaculicen andar, sentarse o realizar actos ciudadanos”.

El primer edil ha destacado que este espacio de Ciutat Vella forma parte “de un eje que constituye un paseo urbano potente y de enorme atractivo por las más grandes y significativas plazas del centro histórico: la Catedral, la Reina, el Mercado y el Ayuntamiento”.

Joan Ribó ha subrayado que desde mediados del siglo XX, “esas plazas han sufrido un estado de colonización por los automóviles que ahora revertimos, compartiendo el espacio público entre todas las personas, y haciéndolo más amable y menos contaminante”.

Con la remodelación, la circulación de vehículos se limitará a una conexión entre las calles de la Paz y San Vicente, con accesos para residentes y transporte público. En total, la superficie de plantación de especies arbustivas, 30 diferentes, será de 958 m² Se instalarán pérgolas con cubiertas removibles que proporcionarán 1.317,5 m² de sombra, 4,19 veces más que ahora. Habrá zona de juegos infantiles, asientos y bancos adaptados, difusores de agua, contenedores soterrados, dos fuentes para beber, aparcabicis, una estación de Valenbisi, quioscos, una parada de taxis en la calle del Mar y puntos de carga y descarga.

Se reservará el área central de la plaza para actividades tradicionales, como la Escuraeta o el mercado extraordinario de Navidad. Por otro lado, se crearán espacios diversos en la plaza que facilitarán la estancia, el esparcimiento, la socialización, el descanso y la realización de diferentes actividades. El proyecto aplica criterios sostenibles, de forma que se utilizarán materiales de canteras próximas, incluirá vegetación autóctona o naturalizada que requiere poco mantenimiento y agua escasa, e iluminación de bajo consumo energético.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha destacado que “el diálogo y el consenso ha sido el hilo conductor del codiseño del proyecto”, ya que “ha contado desde el minuto cero con el impulso de una amplia fase participativa, el proceso Participa Reina!, con la contribución de todas las entidades sociales y empresariales relacionadas con la vida del barrio, las asociaciones vecinales, comerciantes y hosteleros, los falleros de la falla Tio Pep, las empresas de distribución y reparto, la práctica totalidad de la realidad del entorno han ofrecido su contribución”. Grezzi ha asegurado que durante las obras, que durarán 12 meses y se harán en tres fases, “haremos un seguimiento continuo y mantendremos el diálogo con todos los agentes para informar del desarrollo”.

Reordenación del tráfico

A causa de las obras que han arrancado hoy en la plaza de la Reina, se ha reordenado el tráfico. La calle de la Paz continuará abierta, pero a partir de Marqués de Dos Aguas, será solo para los autobuses y vehículos autorizados, y se cerrará de manera temporal el aparcamiento de la plaza de la Reina. Estarán cortadas mientras duren las trabajos las calles adyacentes a la plaza, y la calle del Mar entre la plaza de la Reina y la calle de las Avellanas, donde se reubicará un punto para carga y descarga. Los otros dos puntos que se habilitarán para las tareas de carga y descarga estarán en la calle Corretgeria y junto a la plaza de Santa Catalina, este último en horario de 8 a 11 de la mañana. En cuanto a la parada de taxis, se reubicará en la calle de la Paz, a la altura de Comedias. Giuseppe Grezzi ha asegurado que el acceso del vecindario a las viviendas y el acceso a los comercios queda garantizado y ha remarcado que se han habilitado tres puntos de carga y descarga.

“Proceso de reconquista del espacio público”

Durante la visita a las obras de la plaza de la Reina, el alcalde, Joan Ribó, se ha referido así mismo a los dos proyectos de reurbanización ya iniciados en la plaza del Ayuntamiento y en el entorno de la plaza del Mercado, dentro de un “proceso de reconquista del espacio público para las personas”. En cuanto a la conversión provisional en espacio para peatones de la plaza del Ayuntamiento, “sirve para experimentar la nueva funcionalidad y detectar posibles problemas”. Se ha convocado un concurso de arquitectura para la ordenación definitiva de acuerdo con parámetros de sostenibilidad urbana y recuperación del espacio público. En estos momentos hay una plataforma para peatones de norte a sur de la plaza; el acceso de los autobuses está limitado por una vía al costado este y otra en el sur, las dos con salida por la calle de las Barcas; los coches han dejado de circular por el lado del Ayuntamiento y por los cruces transversales, y el tráfico rodado continúa entre las calles del Periodista Azzati y de Roger de Lauria.

Joan Ribó también ha recordado que la plaza del Mercado fue peatonalizada parcialmente el 2015, cuando se suprimió “un tráfico intenso de vehículos”. “Estaba llena de obstáculos y con coches aparcados, andar era inseguro y se respiraba aire sucio, cosa que afectaba la conservación de monumentos arquitectónicos, uno de los cuales, la Llotja, es Patrimonio de la Humanidad”, ha puntualizado el primer edil. “La experiencia de los seis años transcurridos ha calmado el tráfico a la zona y la ha transformado en plaza para las personas al permitir paseos tranquilos y disfrutar de su arquitectura”. Ahora se está llevando a cabo una reforma más profunda y conjunta de las plazas del Mercado y de la Ciudad de Brujas, que alcanza los monumentos de la Llotja, la iglesia de Sant Joan con las Covetes, y el mismo Mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.