València protege la ‘escuradeta’ y los mercados del Porrat, Palmas y Minetes

624

El concejal de Comercio, Carlos Galiana, ha explicado que la nueva ordenanza de venta no sedentaria de València incorporará a su redactado la regulación y protección de algunos de los mercados especiales que se celebran en fechas señaladas en la ciudad y que no figuraban dentro de la ordenanza actual. Así, Galiana ha avanzado que “excepcionalmente y con carácter temporal el Ayuntamiento autorizará diferentes tipos de ventas que estarán reconocidas en la ordenanza, de forma que potenciamos y protegemos estos mercados desde el Consistorio”.

El mercado de la ‘escuradeta’, a las puertas de la Catedral de València, abre para la Mare de Déu dels Desamparats y cierra tras la celebración del Corpus.

La venta de Porrat es una de ellas, un mercado que se podrá autorizar con motivo de las festividades de Sant Antoni, San Blai, Carnestoltes y Santa Llúcia, en las puertas de las iglesias de San Martín, San Valero, Campanar, Santa Lucía y San Vicente.

La venta de Palmas también se incorpora a la nueva ordenanza, un mercado que se podrá autorizar durante los tres días previos a la celebración del Domingo de Ramos, en los alrededores del Mercado Central; y durante el día de esta tradicional festividad, también será posible encontrarlo en la plaza de la Reina.

Estas dos no son las únicas ventas que regulará la nueva ordenanza, también se incorpora al articulado la venta de minetes en los alrededores del Mercado Central, así como la venta de flores en los alrededores de los cementerios, unas ventas que se podrán autorizar con motivo de la festividad de Tots Sants, definiendo las condiciones temporales y espaciales anualmente por medio de un Bando de la Alcaldía.

Venta del Porrat.

Así mismo, se podrá autorizar la venta de artículos típicos de la ‘escuraeta‘ y trastos de cerámica, en la plaza de la Reina desde el segundo domingo de mayo, día de la Mare de Déu dels Desemparats, hasta el domingo de la festividad del Corpus.

«Se trata de mercados muy antiguos y con mucha tradición en nuestra ciudad, que con el paso del tiempo, en algunos casos, han ido reduciéndose, por eso queremos que el Ayuntamiento los reconozca y los regule. Ya hemos dignificado el mercado de la «escuraeta» o el de Navidad, dotándolos de uniformidad, facilitándoles unas mejores instalaciones y, ahora, queremos continuar protegiéndolos con la incorporación de su actividad en la ordenanza, porqué sino, a nivel administrativo, es cómo si no existieron», ha dicho el regidor Galiana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.