Cs, Compromís y PP piden al alcalde su dimisión “para que Rafelbunyol deje de estar en el mapa de la vergüenza por su vacunación”

1005

Ciudadanos, Compromís y PP han pedido al alcalde de Rafelbumyol en la moción  de reprobación por su vacunación su dimisión “para que Rafelbunyol deje de estar en el mapa de la vergüenza por tener al primer alcalde vacunado de España”.

Las tres fuerzas políticas firmantes de la moción solicitaron a Fran López su dimisión por saltarse el protocolo de vacunación “ocupando el sitio que debía ser para un vecino de Rafelbunyol” y por saltarse el protocolo sanitario que establecía que ninguna persona no residente ni trabajadora podía acceder a la residencia.

Pese al alcalde afirmó que ningún caso había robado una vacuna, la oposición le recordó que “no sobran vacunas, faltan vacunas. Puede decir que no pero robó una vacuna que podía haber sido para un vecino de Rafelbunyol que lo necesitaba más que usted”. En este sentido la oposición le recordó a Fran López “los numerosos vecinos que están esperando su vacuna, los numerosos hijos que no pueden a sus padres, que le dejan la compra en la puerta para no ponerles en riesgo. A esas personas les ha robado una vacuna”.

La concejala de Cs, Asunción García Botet, recordó al alcalde que “aprovechando su condición como presidente de la residencia y como alcalde, vulneró la normativa entrando la residencia y poniendo en riesgo a los residentes, y además se saltó el protocolo de vacunación. Las normas son para todos iguales, y como máximo responsable debería dar ejemplo y dimitir.”.

García Botet recordó al alcalde el informe “hecho a su medida para intentar quedar impune. Tanto fue así que la persona que le hizo el informe tuvo que dimitir”. La edil de Cs condenó los actos cometidos contra el alcalde al que ofreció una solución para “dejar de sufrir y dejar de dar pena” ya que “si no le gusta lo que oye, si no está a gusto, váyase”. En este sentido animó al PSPV a “ayudar a Fran López a irse. Porque si no lo hacen van a ser cómplices”.

En la misma línea se manifestó el concejal de Compromís, Mario Carrera, que afeó al alcalde que “se haya escondido durante 35 días para no dar explicaciones. Ha optado por el silencio, ha intentado que pasase el tiempo. Dice que lo hizo para dar confianza a la gente y resulta que si no hubiera sido por la prensa no nos hubiésemos enterado. Ha abusado de su cargo y ha olvidado su vocación de servicio público”

Carrera le recordó a López el código ético firmado por todos los miembros de la corporación municipal en el mes de noviembre. Después de criticarle su comportamiento, Carrera explicó que “no hay mayor mentira que una media verdad. En política no se pide perdón. Se dimite”.

El portavoz del PP, Miguel Saborit, empezó su parlamento recordando al alcalde que las críticas de la oposición “son más suaves que las palabras que le han llegado desde su propio partido. Ximo Puig, Gabriela Bravo y Ana Barceló le han afeado públicamente su actuación pidiendo su dimisión por haberse vacunado”.

Saborit pidió al alcalde, al que acusó de “vacunajeta”, que “no vuelva a decir que no ha robado la vacuna. Al menos le ha robado la vacuna a una persona del pueblo”.

El portavoz del PP cerró su intervención asegurando que “estaba claro que el alcalde no dimitía “porque se aferra a los 46.000 euros anuales de su sueldo” y recordando que “un alcalde que no es ejemplo para sus vecinos no merece ser alcalde”.

@hortanoticias en Telegram

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.