3 años de cárcel para el peluquero que clavó unas tijeras a otro en prácticas en València

371

Ya se conoce la sentencia en firme del caso del peluquero que clavó dos veces unas tijeras a un compañero en prácticas de su misma peluquería, en València. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado al acusado a tres años de prisión por los delitos de amenazas e intento de homicidio.

El juicio quedó visto para sentencia a finales del mes de enero. El condenado no podrá acercarse ni comunicarse con la víctima durante cinco años, a contar después del cumplimiento de la pena de prisión, y deberá indemnizarle con 2.000 euros por los daños morales y con 900 euros por el perjuicio físico que le provocó la agresión.

El tribunal ha impuesto al peluquero la misma pena que solicitó para él la Fiscalía, solicitud a la que se adhirió la acusación particular. La defensa pidió inicialmente la libre absolución, pero al término del juicio manifestó, como las partes acusatorias, su intención de no recurrir el fallo condenatorio. Los magistrados dictaron sentencia ‘in voce’ y la declararon firme.

Los hechos se produjeron el 15 de febrero de 2019 en una peluquería de València cuando el acusado, Alam I.L., amenazó de muerte a la víctima, Hamza F., un joven marroquí que trabajaba en prácticas en el establecimiento, a abandonar el establecimiento, llamándole “moro de mierda” y advirtiéndole de que si volvía a trabajar allí le mataría.

Tres días más tarde, cuando Alam, de nacionalidad dominicana, se encontró a Hamza en la peluquería, adonde había acudido la víctima para recoger sus pertenencias, le dijo que saliera y cuando se disponía a abandonar el local, con ánimo de matarle, le clavó unas tijeras de cortar el pelo en el hombro, además de pincharle con otro objeto punzante, que no ha sido identificado, en el costado derecho.

Este segundo pinchazo afectó al hígado, aunque no gravemente, según un informe forense ratificado en el juicio, lo que da idea de la peligrosidad de la agresión, que pudo haber sido mortal.

La víctima huyó como pudo y se refugió en un local próximo, en el que fue auxiliado por dos hombres que han prestado testimonio durante la vista, relatando que acompañaron a Hamza al hospital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.