Ventajas de las calderas de condensación

234

Las calderas de condensación son un sistema de climatización muy eficiente para calentar nuestro hogar y el agua caliente sanitaria. De hecho, desde el año 2015 son las únicas que se pueden fabricar en Europa; y es que se aplicó una ley que lo dictaminaba, justificándolo en base a que el resto de calderas del mercado son menos eficientes.

A diferencia de las calderas estancas convencionales, las de condensación requiere de una cierta instalación que engloba desagüe, salida de humos, entre otros elementos. Estos instaladores de gas en Valencia pueden echarte una mano para encargarse de su instalación si vives en este lugar, y es que de la misma tan solo se pueden encargar operarios autorizados (no la puedes montar por tu cuenta).

Para que te termines de convencer de que son una buena idea, sigue leyendo para descubrir sus ventajas:

¿Por qué deberías apostar por las calderas de condensación?

1) Eficiencia energética muy elevada

Las calderas de condensación consiguen un rendimiento energético que puede superar el 100% del Poder Calorífico Superior (en otras palabras, el poder calorífico que aporta la condensación).

 Estos niveles casi imposibles son reales: estas calderas pueden conseguir tal nivel de eficiencia debido a que pueden recuperar el calor latente que viene de la combustión del vapor de agua. Este recurso era desperdiciado en las calderas convencionales.

2) Ahorro cuantificable en la factura del gas

En comparación con las calderas de siempre, con las calderas de gas puedes conseguir un importante ahorro económico que oscila entre el 25-30. Es decir, que si previamente estabas pagando facturas que rondaban los 100€, con el cambio a una caldera de condensación empezarás a pagar entre 70-75€.

Si haces los cálculos pertinentes, y calculas cuánto pagas al año, te darás cuenta del ahorro considerable que conseguirás.

3) Se minimizan las emisiones contaminantes

El hecho de que se utilice la energía de los vapores contribuye a mejorar la eficiencia del aparato. Al mismo tiempo, las emisiones que se lanzan al ambiente son mínimamente contaminante.

Calcula que una caldera de condensación permite reducir la emisión de dichos gases en torno a un 70%. Estos gases son dióxido de carbono y óxido de nitrógeno (CO2 y NOx respectivamente).

Si todos los habitantes de España fueran sustituyendo sus aparatos de calefacción por calderas de condensación, contribuiríamos de manera muy importante a la reducción de los gases que provocan el temido efecto invernadero.

4) Funcionan de manera silenciosa

Debido a la manera de funcionar, una caldera de condensación no se irá parando y encendiendo, como si que ocurre con las calderas convencionales. Evitaremos ese agresivo sonido de encendido y de apagado que tan molesto puede resultar.

Y no solo eso, si no que el ventilador se adaptará a la cantidad de combustible que necesitemos en cualquier momento del día.

Podemos dormir hasta con el aparato funcionando (cumpliendo con las consideraciones de seguridad oportunas) sin que nada pueda enturbiar nuestro descanso.

Estas son las 4 ventajas clave que te convencerán de comprar una caldera de condensación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.