Una València desierta muestra cómo se respeta el confinamiento por el COVID-19

655

A diario la actualidad referida a la crisis sanitaria motivada por el tristemente célebre coronavirus COVID-19 nos inunda con cifras y estadísticas que, lamentablemente y pese a la necesidad de conocerlas y tenerlas en cuenta, de forma inevitable dibujan un panorama cuanto menos desalentador.

Tanto desde las administraciones públicas como desde los medios de comunicación se insiste en la necesidad de permanecer confinados al abrigo ya viral #Yomequedoencasa y de hacerlo además con el mejor ánimo posible. Así, infinidad de iniciativas de todo tipo consiguen inducir a un positivismo absolutamente necesario no sólo para sobrellevar el confinamiento con la mejor disposición posible, sino también para sacar lo mejor de cada uno en pos de un bien común.

Pero a veces la mejor noticia es contemplar de primera mano cómo el esfuerzo que de forma admirable está protagonizando la inmensa mayoría de valencianos y valencianas, se traduce en una visión tan reveladora e impresionante como la que nos llega desde el interior de un autobús de EMT València que recorre plácidamente las calles más céntricas de la ciudad.

Una visión tan poco habitual como impresionante y alentadora, que nos muestra un centro de València sin humos ni ruido, sin atascos, en un recorrido en el que apenas se contemplan dos o tres personas andando por la calle y casi ningún vehículo más allá de los de transporte público.

A continuación os ofrecemos las imágenes de la ciudad de València como nunca más volveremos a verla. Para algunos estas imágenes podrían ser calificadas de apocalípticas pero, para la inmensa mayoría, es la prueba palpable de que en la ciudad de València las normas del Estado de Alarma y el compromiso ha calado en la ciudadanía y se está comenzando a ganar la batalla contra el coronavirus COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.