Una urraca se electrocuta en una línea eléctrica desprotegida en la huerta de Alboraya

1786

La tragedia que está esquilmando la población de aves, especialmente rapaces y de especies en peligro de extinción, a lo largo y ancho de la Comunitat Valenciana, continúa con su triste “cuenta y sigue” agravando aún más una situación insostenible. Las torres y tendidos eléctricos sin protección se cobran la vida de cuantas aves se posan en ellos, a pesar de que la legislación establece las zonas en las que esta protección es obligada.

La última de una larga lista de muertes la ha protagonizado una urraca en la huerta de Alboraia. Numerosas personas que se encontraba paseando a pie y en bici se alarmaron ante un estruendo que en principio habría podido parecer un disparo pero no. Era una electrocución en vivo y en directo.

Entre los presentes se encontraba un socio de la Societat Valenciana de Ornitologia, una de las pocas ONGs que se han tomado esta tragedia en serio y que no hace mucho instaron tanto a las compañías eléctricas, propietarias de este tipo de infraestructuras, como a la Conselleria, a poner cartas en el asunto. De ambas reclamaciones se hizo eco este diario en su día.

El socio de la SVO pasó el aviso a los Agents Mediambientals de GVA Agroambient que son la primera línea de defensa ante este problema.

La línea en la que se produjo la electrocución, informa SVO, se encuentra casi en primera línea de playa, entre La Patacona y Port Saplaya, y en ella la mayoría de los apoyos no son peligrosos… “Es más, en esa línea sólo hay dos apoyos que deberían modificarse, uno de ellos justamente en el que se posaron tres urracas, con la mala suerte de que una de ellas recibiera una descarga fatal”, apunta la asociación ecologista.

De nuevo, urge la corrección de esta línea lo antes posible para evitar otra muerte tan dolorosa como innecesaria. El problema de base sigue siendo el mismo, mientras los agentes medioambientales vayan por detrás en esta lucha. De ahí que siga siendo vital la formación de patrullas de detección de instalaciones desprotegidas en este ámbito, tal y como se ha pedido en repetidas ocasiones. Porque una vez más, la prevención es el paso más importante para la conservación.

Si nos encontramos con un episodio de similares características, es importantísimo avisar al 112 para que se pase aviso a los agentes medioambientales de la Generalitat. Entre todos conseguiremos parar esta sangría. #SalvarAves

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.