Una nueva tubería en la avenida de Valencia mejorará el servicio de agua potable en Puçol

667

Desde el 6 de febrero, un proyecto conjunto de Aguas de Valencia y la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (EMSHI) mantiene cerrado un carril de la avenida Valencia para sustituir una tubería que será clave en los nuevos servicios de agua potable en Puçol: aprovechando que había que reparar una vieja tubería se está sustituyendo por una instalación nueva y al duplicar las nuevas tuberías se evitará dejar sin agua a los vecinos en caso de avería. Está previsto concluir las obras a finales de febrero.

“La obra que se está llevando a cabo, de manera urgente, consiste en la sustitución un tramo antiguo de tubería de fibrocemento (un material en desuso y problemático en su manipulación) de unos 130 metros de longitud”, apunta la concejal de Urbanismo, Ana Gómez, quien explica que “el principal problema es que tiene una situación comprometida porque cruza el barranco del Vallet bajo el puente y se encuentra a gran profundidad en la avenida Valencia, con lo que se hace difícil la maniobra de las válvulas y las reparaciones”.

El presupuesto de las obras asciende a 47.000 euros a cargo íntegramente de la EMSHI y Aguas de Valencia, ya que está incluida dentro de las obras de desdoblamiento de la red metropolitana de abastecimiento de agua a la población.

Actualmente, la tubería está fracturada en un punto de muy difícil acceso para su reparación, así que ambas entidades han aprovechado la necesidad de esa reparación para proceder a renovar la instalación.

“La actuación es imprescindible y urgente, porque de no repararse la tubería existente o sustituirla por una nueva instalación, no existiría conducción de agua entre las zonas este y oeste del casco urbano, que están separadas por el barranco Vallet”, matiza la alcaldesa, Lola Sánchez.

Por tanto, estas obras supondrán una importante mejora en cuanto a la operatividad y longevidad de las infraestructuras de agua potable y facilitarán la terminación de unas obras de mejora que ya duran años.

Las obras comenzaron el pasado miércoles 6 de febrero y está previsto que finalicen el viernes 22, aunque se pueden prolongar hasta finales de febrero en caso de fuerza mayor. En cualquier caso, a principios de marzo la avenida debe quedar libre para las actividades falleras.

En cuanto al tráfico en la avenida Valencia, se ha cortado el carril más cercano a la acera norte, entre el puente del barranco y el cruce con la avenida Font de Mora.

En momentos puntuales también se han cortado los accesos a las calles Ildefonso Fiero y Santa Teresa, para sustituir las tuberías que transcurren bajo ambas calles. Además, a los vecinos afectados por algún corte puntual del servicio de agua se les está avisando directamente con carteles en sus viviendas y también a través de los medios de información municipales, como el Facebook y el WhatApp.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.