Sofía Ellar en Valencia o cómo ser tú misma arriba y abajo de un escenario

700

Sofía Ellar lo ha vuelto a hacer. Esta vez ha sido en Valencia. La artista ha actuado en los conciertos ‘Nits al Carme’, una programación que finalmente se ha celebrado en la explanada de Veles e Vents.

El edificio Insomnia del puerto de Valencia fue el escenario al que se subió Sofía Ellar el pasado viernes y ayer sábado, actuaciones que se enmarcan dentro de su gira ‘De puntillas‘. Con unas vistas inmejorables del enclave marítimo al atardecer -frente al edificio Veles e Vents- el público entró en el recinto del concierto en la primera jornada de su doblete con cierta desconfianza, a paso lento y siguiendo las indicaciones del personal de seguridad. Eso sí, la mascarilla era un must que ni faltó, ni pasó desapercibido.

Sofía Ellar en Valencia

La organización se aseguró de que todas las medidas de seguridad instauradas hace ahora una semana se cumplieran a rajatabla. Entrada al recinto por zonas, movilidad del asiento reducida (a no ser que necesitaras ir al servicio o a refrescarte con una cervecita fría) y normas estrictas de seguridad que un altavoz iba recitando cada diez minutos. El público se fue acomodando poco a poco en sus asientos y comentaba, nervioso, lo que pasaría a continuación.

 

Y entonces, llegó ella

Al caer la tarde, cuando el sol ya bajaba…se apagaron las luces. Entró la banda, conformada por unos músicos que demostraron ser un deleite para los oídos. Y entonces, entró ella. Un minuto de silencio por las víctimas del virus que nos azota y comenzó la música de Sofía Ellar. Y lo volvió a hacer. Sofía volvió a conectar con su público (heterogéneo, familiar, joven, adulto) desde el momento en el que saludó a una “calurosa” Valencia, tal como ella misma definió.

‘Mundos’, su canción estrella para abrir sus actuaciones en directo (también comenzó así en su concierto en el macroescenario del WiZink Center de Madrid), inauguró la velada, seguida de su tema ‘Nota en Do’ y ‘Tus Movidas’. Un comienzo que consiguió introducir al público en el micro clima que Ellar crea. Cercano. Natural. Sensible. Pues, como ella siempre dice, como un mantra: ‘tan solo soy real’.

Tras cantar su tema, ‘Tus movidas’, archiconocido para aquellas personas que sigan a la cantautora, Ellar desveló la primera sorpresa de la noche.

“Es arrolladora, esta niña es vuestra, de vuestra tierra y se llama…Samantha”. Así presentó Sofía Ellar a su primera colaboración de la noche. Samantha Gilabert, concursante de Operación Triunfo 2020, quien al acompañó en la interpretación de su tema ‘Segundas partes entre suicidas’. Una combinación de voces que resultó perfecta para aquel enclave.

Seguidamente llegó uno de los momentos más emotivos de la noche. Sofía tocó su himno. Su canción más sentimental. Porque tiene una historia. La de Dorian. ‘Versión de Cobarde’, dedicada a su gato Dorian, fue especial la noche del viernes. Tal como explicó la cantautora, una de las gatas que tenía de acogida estaba “malita” y ese tema, el viernes, fue para ella. La emoción de aquella noche y la sensibilidad que emanaba de la artista se palpaba en el ambiente, como también lo hacia esa preocupación por su gata que verbalizó en el momento de cantar la canción sobre Dorian.

No todo fueron sentimentalismos y mecheros al cielo como luciérnagas en aquella noche.

La segunda colaboración de la noche vino de la mano de “mi mochila imprescindible, mi compañero”, tal como dijo. Álvaro Soler, también cantante y pareja de Ellar, subió al escenario para interpretar junto a ella la canción que compusieron durante el confinamiento, ‘Barrer a casa’. A partir de ahí, la Ellar fiestera dirigió el resto de la velada.

Sofía Ellar y Álvaro Soler. Fuente: Sofía Ellar.

Su nuevo single ‘Si es roma amor’, veraniego y con mucho ritmo fue lo siguiente en sonar. Y al despedirse, el recinto se lleno de ‘otra, otra’ y ‘Sofía, Sofía’, quien, volvió a entrar, con su personalidad y energía arrolladora para cantar sus canciones más ‘bailongas’: ‘Bañarnos en vaqueros’ y ‘Ahora dime’. Los últimos temas que vieron la luz entre el año pasado y este y que pusieron a todo el mundo a moverse en sus asientos (pues es lo único que podían hacer).

Las sonrisas se intuían detrás de las mascarillas de los cientos de personas que conformaban el público y, Sofía Ellar estaba como en casa. Tras bailar desde la silla y desalojar el recinto por zonas y ordenadas, las personas volvían a sus casas comentando momentos y tarareando sus últimas canciones. Sofía, lo has vuelto a hacer. Cómo ser cantante y cercana cual amiga a la vez. Como tú siempre has dicho…tan solo eres real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.