Sala Russafa estrena en Valencia una versión del ‘El libro del buen amor’

377

Noventa minutos y dieciséis escenas bastan para llevar al escenario uno de los pilares de la literatura española. Sala Russafa estrena esta semana en Valencia una versión escénica de ‘El libro del buen amor’. Desde la Edad Media, la autobiografía ficticia del Arcipreste de Hita ha marcado una manera de ver las relaciones humanas y amorosas, apostando por el disfrute. Ahora, en pleno siglo XXI, se retoma este clásico y su herencia cultural en forma de divertida comedia y con guiños a la actualidad.

Del 6 al 8 de noviembre, dentro de su décimo ‘Ciclo de Compañías Nacionales’, llega a Sala Russafa esta versión escénica que relatan cinco juglares. Son espíritus libres, dedicados al disfrute, que viajan por los caminos rurales para representar y contar las andanzas del joven Arcipreste o las fantasías de dos polos opuestos: Don Carnal y Doña Cuaresma. También los amoríos secretos de Trotaconventos. Son algunas de las historias con las que animan las fiestas y romerías de los pueblos.

El montaje recrea con vestuario, atrezzo y música de la época el ambiente festivo en que se mueven sus protagonistas, capaces de transformarse en múltiples personajes en un montaje que salta ágilmente entre anécdotas, cuentos y versos para hacer un liviano recorrido por este clásico literario, que ofrece una visión de la Edad Media alejada del oscurantismo y la sobrecarga moral.

El veterano Agustín Iglesias firma y dirige su adaptación mirando al medievo con ojos contemporáneos, aportando un humor de toques eróticos, donde la relación con los placeres se describe con tanto realismo como positividad. “Los versos del Arcipreste de Hita me han acompañado siempre, forman parte de mi estructura mental, han contribuido a configurar mi visión del mundo y ayudado a entender esa amalgama que es la cultura ibérica”, asegura el dramaturgo.

Imagen de la obra que llega a Sala Russafa.

La libertad intelectual pero también sexual está tan presente en los componentes masculinos como femeninos de la descarada troupe de vividores y artistas que conducen la obra, a la que dan vida Raúl Rodríguez, Magda García Arena, Jesús Peñas, Mercedes Lur y Asunción Sanz.

La formación extremeña Guirigai, con una trayectoria que supera los 40 años y especializada en el teatro clásico, vuelve a Sala Russafa con ‘Libro del buen amor’, que recupera para el público contemporáneo esta joya literaria mudéjar, aportando una mirada igualitaria y reivindicando un sentido vitalista que quizá sean ahora más necesarios que nunca.

Propuestas familiares en Sala Russafa

Dentro de la cartelera familiar, el 7 y 8 de noviembre Sala Russafa acoge el estreno absoluto de la nueva creación de formación valenciana Trajines: ‘Ciència i ficció: Sublimació al laboratori’. José Olmos dirige mientras que Marta Salinas firma el texto de un espectáculo que ha creado con la colaboración de la actriz, directora y dramaturga Marian Villaescusa.

Ambas se suben a las tablas para interpretar esta aventura con espíritu didáctico, que familiariza a los niños con conceptos y teorías científicas, al tiempo que pone de relieve el papel de las mujeres en esta área del conocimiento.

Esta propuesta para espectadores a partir de 7 años comienza cuando, haciendo una travesura, dos alumnas se quedan atrapadas en el laboratorio de un centro educativo que, al acabar las clases, se vacía. Echando mano de su inteligencia y de lo aprendido en clase, con experimentos, acción y humor, tratarán de romper el encierro y la ciencia se convertirá en su aliada para encontrar una salida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.