Rosa López: “Me parece interesante que el género negro tenga su propuesta dentro del teatro”

752

Vinculada desde hace años al grupo de actores y actrices que conforman la compañía Arden, actriz habitual a los distintos montajes y obras que la Sala Russafa suele proponer desde su espacio escénico, Rosa López ha demostrado ser una de las actrices más versátiles, camaleónicas y ricas en explorar personajes dentro de la actual escena valenciana (la escuela inglesa teatral define muy bien a sus buenos intérpretes teatrales: ‘scene allrounder’, todoterreno de la escena). Muchos la recordarán por sus trabajos en ‘Matar al rey’ (también llevada al cine), ‘La invasión de los bárbaros’, ‘Y la nave, va?’ , ‘Viaje a Nuncajamás’, ‘Alicia en Wonderland’, ‘Revolución’ o su participación en la película ‘El cercle en l'aigua’. Ahora, tras una larga y soberbia carrera interpretativa, Rosa López desvela su faceta de autora teatral. El estreno de ‘Bajo el polvo’ (en Sala Russafa, of course, el próximo 13 de mayo) descubre una labor que la actriz llevaba sembrando desde hacía mucho tiempo atrás a la espera de encontrar su lugar en los escenarios y…, esto parece ser el principio de una faceta que la inquieta López no desea dejar de explorar.

‘Bajo el polvo’ tenía previsto su estreno en mayo de 2020 pero los efectos de la pandemia trasladaron su llegada al público justo un año después; la llegada de la primavera revive la esperanzadora trayectoria que la obra alberga para la temporada 2021/22. Afable y cercana a la largo de la conversación, la actriz nos aproxima a los interiores de su pieza teatral y a su gusto por un género que merece más oportunidades desde la escena.

Pregunta: ¿Cómo nace la idea de escribir un texto teatral dentro del género negro y…, qué te llevó a elegir un entorno rural como espacio de la historia?

Rosa López: En realidad el germen de esta obra nace de otra obra anterior que tengo que también está situada en un entorno rural y que se desarrolla en un mismo espacio, un pueblo llamado Holeville. Ambas se ubican en una localidad ficticia, en el Medio Oeste americano y…, ésa obra anterior, ‘Flores entre los cerdos’, tiene su acción en los años ’60 del siglo XX y…, un personaje tangencial que sale en ‘Bajo el polvo’, es el protagonista de esta primera obra. Digamos que el germen viene precedido de un trabajo anterior, de un trabajo ya escrito.

Rosa López debuta en Sala Russafa como autora teatral.

P.: Y… ¿hasta aquí puedes  leer?

R.L.: (rié) Y hasta aquí puedo leer, (comenta risueña). BuenoDigamos que todo sucede en este pueblo ficticio, porque Holeville representa esa parte oscura que todos tenemos, esa parte ruin, ese lado tenebroso y…, en ambas obras Holeville representaba eso, lo que ocultamos, lo terrible que escondemos. En esencia es el germen de ‘Bajo el polvo’. El hecho de que sea género negro es porque Noir Producciones (empresa impulsora del proyecto), nace para cubrir ese hueco  que, de momento, no se ve en los escenarios. Un género que tiene tantos adeptos, tantos fans, como es el género negro, por qué no colocarlo en las tablas. Sí está en la literatura, sí está en el audiovisual pero en el escenario no es tan común. Creo que hay que subsanar ese déficit.

P.: Es verdad, existe una ausencia del thriller en la escena y…, muy especialmente del ubicado en el espacio rural.

R.L.: Sí, sí, es lo que se llama country noir y…, creo que tiene tanto interés como lo puede tener un thriller urbano o una obra de suspense. Me parece interesante que el género negro tenga su propuesta dentro del teatro.

P.: ¿Siempre te llamó la atención el género negro, eres seguidora de este tipo de historias o…, surgió como una elección teatral?

R.L.: En realidad no era fan del género negro pero…, a partir de decidir fundar esta compañía ya me empecé a interesar por toda la literatura existente. Considero que el género tiene tantos adeptos porque el crimen, aunque lo condenemos, ejerce cierta fascinación. Hay una parte detectivesca que todos tenemos y queremos resolver misterios y…, pienso que el género tiene tanto éxito porque nos atrae, hay un cierto morbo que atrapa y nos desagrada al mismo tiempo. Es un modelo narrativo que fascina y provoca rechazo a la par. Es una género que atrapa.

Rosa López momentos antes de iniciar la entrevista.

P.: La América profunda, ese enclave que el cine y la novela tan bien han retratado, contiene elementos tan llamativos cono una falsa tranquilidad, ley del silencio, temores y recelos del pasado…, ¿podrías haber situado la acción en la España profunda que también contiene un sustrato igual de interesante?, ¿a qué se debe la elección de un paisaje y una acción tan lejana a una realidad que también podríamos encontrar en nuestro país?

R.L.: Sí, sí, no dudo en lo más mínimo que la realidad que encontramos en la América profunda también la tenemos aquí pero todos tenemos en el imaginario colectivo, sobre todo por el audiovisual, esa cosa mitificada de la América profunda, todo este tipo de sociedad cerrada y extraña, que Holeville, su nombre es significativo: ‘agujero’, representa ese tipo de sociedad inamovible, hermética, intolerante, que considera al forastero una amenaza, y…, pensé que situar la obra en la América profunda le daría más realce a lo que intentamos contar. Posiblemente en España tengamos todos estos elementos pero preferí visitar otra localización. Ir más allá de la frontera.

P.: Hay mucho paralelismo entre ambas sociedades rurales.

R.L.: ¡Seguro!, sin la menor duda pero me hacía ilusión desmarcarme del entorno que conozco, ¿por qué no ir más allá de lo que tengo próximo? Para mí lo más importante, a la hora de contar una historia, es qué nos sirve para contarle, qué nos sirve para entrar en ella. Si tengo que situarla en el Japón medieval, ¿por qué no voy a hacerlo? O…, ¿por qué no situarla en Laponia del siglo XIX? Lo importante es contar la historia y que esos elementos ayuden a potenciar el mensaje del texto. A mí también me gusta, como espectadora, ver cierta variedad en temáticas, puestas en escena, situación temporal…, me gusta la variedad y la calidad, entonces…, por qué no situarla en aquella américa de los años ’30 donde, efectivamente, sucedió ese tsunami de polvo negro que arrasó las propiedades de los granjeros y tuvieron que salir huyendo a California. Creo que la historia merecía situarse en el lugar que le tocaba.

La actriz se confiesa seguidora de la literatura y el cine vinculado al género negro.

P.: El principio teórico de que ‘alguien llega al pueblo’ o ‘alguien abandona el pueblo’ sigue siendo muy efectivo como detonante argumental, tu personaje principal parece cumplir con fidelidad este canon literario.

R.L.: (sus ojos desvelan el dibujo de una sonrisa tras la mascarilla) Sí, sí. Aquí el personaje central es un inspector de policía retirado que regresa a su pueblo natal, después de muchos años de ausencia y de no haber querido saber nada de la familia ni el pueblo; y regresa, no desvelaré parte de la trama, invariablemente al lugar donde se crio porque quizás nadie, en ese lugar, puede salir o entrar sino es con los pies por delante, ¿no? Es decir, es un lugar maldito a donde él vuelve, ya en la obra se verá el motivo, pero de alguna manera es un espacio donde quien entra no puede salir y si se va tiene que regresar.

P.: Tiene una carga de destino cíclico, hermético y cuasi trágico.

R.L.: A pesar de que la obra se desarrolla en un entorno que da al exterior, es el patio trasero de una casa, la puesta en escena que Chema Cardeña propone hace que el espectador capte una atmósfera angustiosa, cerrada, y es opresiva para el espectador y los personajes. Sí tiene un componente de destino marcado.

P.: Tu comentario me trae a la memoria a Chejov, quien en sus obras el clima, el paisaje del clima, juega una relación fundamental sobre el comportamiento de los personajes.

R.L.: Sí, sí, aquí el clima, la atmósfera que respiran los personajes es primordial. El hecho de poner a los personajes en una naturaleza hostil, severa, de una magnificencia espeluznante, en donde el ser humano es un grano de arena entre tanta magnitud, pone de manifestó el hecho de que el hombre trate de sobreexplotar la tierra y que esa naturaleza se rebele. Esto es muy importante en la obra. Aparece esa tormenta como una plaga bíblica, que viene a castigar el comportamiento  de los habitantes de Holeville…

P.: … digamos que es un simbolismo.

R.L.: … Sí, es simbólico. Es una metáfora de lo que les ocurre, del tormento que sienten los personajes y de la atmósfera que queremos crear para que el espectador sienta esa opresión.

P.: Sé que tienes otros textos preparados para escena. ¿Puede que el estreno de ‘Bajo el polvo’ permita que al tiempo que continúas tu trabajo como actriz desarrolles tu labor como dramaturga?

Rosa López es una de las actrices más destacadas de la escena valencia.

R.L.: (en esta ocasión ríe abiertamente) Sí…, eehhh…, digamos que algunos textos sí que se corresponden al leit motiv de la compañía, el género negro, pero otros se salen de esos parámetros y…; bueno, siempre que un autor teatral lleva a cabo un texto su esperanza es ver que se pone en pie. Lo que no sé decirte es cuándo, ni dónde ni con quién pero… en realidad sí, para mí esta es una nueva faceta, que siempre ha estado ahí pero es ahora cuando ha surgido, porque me hace mucha ilusión escribir historias para que…, bien yo misma u otros las interpreten y se puedan poner en escena y haya un espectador que esté interesado y la obra adquiera vida propia. Toda esa magia que se crea desde que tú, de manera solitaria, inventas y que luego se materialice, que alguien lo haga carne, le de vida me parece un verdadero milagro, es maravilloso, mágico. En la literatura hay un lector pero en teatro, hasta que no se pone en pie la obra no tiene razón de ser.

P.: La danza, el cine, el teatro son artes que necesitan del espectador. La escena necesita de la energía de un público.

R.L.: ¡Claro! Sin un receptor como el público, con lo que desprende su presencia en el teatro, un texto guardado en un cajón no tiene sentido. Sí, sí, mi idea es continuar con las producciones como con otros trabajos que puedan ir en otra dirección. Mi parte de actriz seguirá y mi parte de escritora también.

P.: Rosa, felicidades por llevar acabo esta aventura, darte las gracias por concedernos tiempo para la entrevista y te deseamos todo el éxito del mundo con el estreno de la obra.

R.L.: Gracias a vosotros. Ha sido un placer compartir este tiempo de charla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.