Ribó anuncia un plan de choque para mejorar la seguridad en la Malva-rosa

436

El alcalde de València, Joan Ribó, ha anunciado este viernes un plan de choque de seguridad ciudadana para el barrio de la Malva-rosa, que se pondrá en marcha en breve en la misma línea que las actuaciones que se han emprendido ya en el barrio de Orriols, dirigidas a mejorar la convivencia y a actuar contra la delincuencia. Se trata de un plan que se llevará a cabo de manera coordinada entre la Policía Local de València y la Policía Nacional.

De hecho, el alcalde, Joan Ribó, acompañado del concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, se ha reunido esta mañana con la delegada del Gobierno, Gloria Calero, para coordinar las líneas de colaboración de cara a una actuación más eficaz de la Policía Local y de la Policía Nacional. Ribó ha recordado que en el barrio de Orriols ya se ha puesto en marcha una actuación especial para actuar contra los problemas vinculados al tráfico de drogas en el que se lleva trabajando varios meses, “y que ha ayudado a que las cosas estén mejorando en el barrio”, ha subrayado el alcalde. “Y por eso –ha añadido- vamos a trasladar una línea de actuación similar al barrio de la Malva-rosa”.

Foto de archivo: Protesta vecinal en la Malva-rosa el pasado mes de octubre.
Foto de archivo: Protesta vecinal en la Malva-rosa el pasado mes de octubre.

Ribó ha recordado que un plan de choque como el previsto incluye trabajo no sólo de la Policía, tanto Local como Nacional, sino que comprende también actuaciones del ámbito de la movilidad, del urbanismo, de la educación y de otras áreas, en una acción conjunta. El alcalde ha añadido además que las bases del plan se asientan sobre dos elementos clave: el control de la venta de drogas y el control de los efectos de inseguridad ciudadana derivados de la delincuencia asociada a la adicción a las drogas. Desde el Ayuntamiento ya se ha encargado el estudio y la elaboración del plan a los mandos policiales competentes.

Durante la reunión en la Delegación del Gobierno, también se ha abordado el control del fenómeno del botellón, que afecta a distintos puntos de la ciudad, y sobre el que el Ayuntamiento y la Concejalía de Protección Ciudadana han desarrollado una estrategia basada en la anticipación y la contención. El alcalde ha señalado su satisfacción por cómo está funcionado el control del botellón, y ha citado como ejemplo la pasada celebración de Halloween, “que es uno de los momentos más complicados del año desde este punto de vista, pero se logró controlar bastante, y agradecemos el trabajo conjunto de las policías Local y Nacional”, ha subrayado Ribó, quien ha señalado que “en comparación con otras ciudades, aquí no ha habido ningún conflicto destacado ni ninguna confrontación, porque la Policía Local se ha adelantado, y siempre con una actitud de proporcionalidad”.

En este sentido, el alcalde ha querido agradecer también “a los jóvenes, que mayoritariamente han entendido el mensaje de que la diversión es un derecho, pero que también hay que respetar el derecho de las personas a descansar”. “La estrategia que hemos impulsado se ve que está funcionando, las actuaciones de prevención y contención están dando sus frutos, y la idea es continuar así en otros puntos como Honduras, Cedro o Blasco Ibáñez”, ha concluido el alcalde, quien ha recordado que, en breve se incorporarán 53 nuevos efectivos al cuerpo de la Policía Local.

 

València, una ciudad segura

El alcalde ha asegurado que “comprende perfectamente las inquietudes y las preocupaciones del vecindario de los distintos barrios de la ciudad”, y de ahí las iniciativas del gobierno municipal para mejorar la seguridad ciudadana. Ribó ha asegurado que València “es, en general, una ciudad segura en la que la gente puede salir por la calle con tranquilidad”, y ha señalado el descenso de la mayoría de los índices de delincuencia y criminalidad. No obstante, ha reconocido el incremento de casos de agresiones sexuales y de género “que es un asunto que nos preocupa, un problema que hemos de combatir entre todos, pero sobre el que Ayuntamiento está poniendo muchos recursos para combatirlo”.

En parecidos términos se ha manifestado el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, quien destacado que el tema de la seguridad ciudadana presenta dos vertientes en València: una positiva, que es el descenso generalizado de los delitos de robos, hurtos, sustracciones… que se han reducido respecto a 2019 (hay que tener en cuenta que 2020, por la especial situación derivada de la pandemia, no se contempla para elaborar la comparativa). “En este ámbito, estamos en buena situación, con uno de los mejores datos desde 2017”, ha asegurado el edil.

En la vertiente negativa se sitúan los delitos contra la libertad sexual, que presentan un repunte evidente, “que constituye un incremento de los delitos de odio, que se ve en toda España, y que nos preocupa”, ha afirmado Cano. El concejal ha recordado que desde el Ayuntamiento y desde la Policía Local “estamos trabajando desde hace años en la formación sobre los delitos de odio y vamos a continuar en esta línea”, y ha instado a la ciudadanía a preguntarse “por qué se está dando este repunte tan importante”.

Aarón Cano ha concluido destacando también las actuaciones del Ayuntamiento de València frente al botellón, “que se asientan sobre la proporcionalidad y la calma, y no sobre la consideración de que se trata de una especie de batalla campal”. “El botellón no es un disturbio sino un problema de convivencia –ha subrayado- y lo estamos atacando y controlando con proporcionalidad y mesura. Es un modelo que en esta ciudad está dando sus frutos, el tiempo nos está dando la razón, pero no podemos bajar la guardia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.