¿Qué motor eléctrico elegir?

681

Los motores eléctricos permiten a diferentes industrias, a nivel global, llevar adelante sus operaciones; los pequeños artilugios eléctricos que utilizan las empresas y los hogares también los suelen incluir. Comprar motores eléctricos para pequeños proyectos o reparaciones necesita una elección previa.

motor eléctricoAl momento de visitar una tienda online en la que puedas comprar motores eléctricos, no sólo deberás detenerte a analizar las marcas, el voltaje, la frecuencia de funcionamiento o la velocidad del mismo, sino que la elección siempre estará condicionada a la comparativa o diferencias existentes entre los dos tipos de motores más comunes: los motores de corriente alterna y los motores de corriente continua.

Utilización

Antes de definir un presupuesto o buscar alternativas, lo indispensable es conocer cuál será la utilización que tendrá el motor eléctrico, ya que cada uno de estos tipos está destinado a usos distintos.

  • Motores asíncronos: tienen una utilidad real cuando se instalan en proyectos que necesiten un funcionamiento a una velocidad estable y de forma continua, pero donde realmente no importe tanto la precisión o los cambios de velocidad. Por ejemplo, las bombas o los ventiladores utilizan motores asíncronos.
  • Motores síncronos: en cambio, los motores síncronos tienen mejor precisión y permiten cambios de velocidad ajustando la corriente del motor, de modo que su utilización está destinada a proyectos y entornos dinámicos -son útiles, además, para proyectos que funcionen con baterías-. Las herramientas eléctricas, como el caso de los taladros inalámbricos o los ascensores, utilizan este tipo de motores.

Potencia

Otra de las maneras más sencillas y comunes de diferenciar y elegir adecuadamente un motor eléctrico es analizando las necesidades de potencia que tenga tu artilugio o proyecto. La potencia, definida como velocidad de rotación, de torque o de kilovatios, te hará decidirte por cualquiera de las dos alternativas.

Si las exigencias son bajas y la potencia realmente no es un condicionante para lograr resultados, los motores asíncronos siempre serán la mejor elección, ya que son sensiblemente más baratos que un motor síncrono de baja potencia.

En el caso de que necesites una velocidad de rotación muy alta -sin que eso represente un incremento de temperatura que pueda dañar los componentes-, una generación de poder muy elevada -en torques- o potencias que puedan alcanzar hasta los 10.000 kilovatios, los motores síncronos deben ser sin duda tu elección.

Mantenimiento

Una de las características que ha diferenciado históricamente a ambos motores es su forma de construcción. En el caso de los motores asíncronos, su construcción es muy sencilla e involucra pocas piezas, lo que repercute en algunas ventajas:

  • Son motores que requieren muy poco mantenimiento, y en el peor de los casos, se tratará de tareas de mantenimiento muy fáciles y baratas de realizar.
  • Su vida útil es mucho más prolongada.
  • El reemplazo de componentes es sencillo, y su adquisición es muy fácil y económica.

Los motores síncronos, destinados a usos más especializados, no sólo tienen un coste de entrada más elevado, sino que en términos de mantenimiento tienen una estructura más compleja -desde el diseño-; por lo que el mantenimiento debe realizarse periódicamente, el reemplazo de piezas requiere de técnicos especializados y puede ser más costoso. No obstante, algunos proyectos requieren de este tipo de motores por su fiabilidad y seguridad, de modo que deberás considerar antes cuál te conviene más para la ejecución de tu proyecto.

¿Cuál te conviene?

La mayor parte de las veces decidirás el tipo de motor eléctrico por el precio final, ya que no hay dudas de que es un aliciente al momento de comprar este tipo de equipos, sobre todo si necesitas comprar más de uno.

En este sentido, los motores asíncronos son los mejores, ya que su fabricación es más sencilla, su coste inicial es menor y el mantenimiento es mínimo. Si necesitas precisión, cambios de velocidad sin hacer ajustes complejos, la mejor opción siempre serán los motores de energía continua. Aunque siempre podrás adaptar un variador de frecuencia a un motor de energía alterna, que dependiendo de capacidades y fabricantes, podrá seguir siendo más económico que un motor síncrono.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.