Quart de Poblet congela por décimo año consecutivo los impuestos y tasas municipales

255

El Ayuntamiento de Quart de Poblet aprobó en el pleno del mes de octubre el paquete de ordenanzas reguladoras y ordenanzas fiscales para el ejercicio de 2020, en el que se recogen más de 50 beneficios fiscales para la ciudadanía, entre exenciones y bonificaciones en el pago de los impuestos y tasas municipales.

Las ordenanzas y bonificaciones continúan con la línea de los años anteriores, destacando su marcado carácter social, así como su apuesta por potenciar medidas basadas en la sostenibilidad y la defensa del medioambiente. Además, todas las obligaciones fiscales, incluido el IBI, quedan congeladas, una medida que lleva aplicándose desde hace ya una década.

La principal novedad recogida para el ejercicio 2020, consiste en la ampliación de los plazos para los fraccionamientos del cobro de créditos de naturaleza pública para casos concretos. Además, se suprime la bonificación para las viviendas destinadas a alquiler social gestionadas por entidades de titularidad pública, aplicando el criterio fijado recientemente por la Dirección General de Tributos.

Las llamadas “ordenanzas verdes”, enmarcadas dentro del proyecto europeo “Local4Green”, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Instrumento de Ayuda de Preadhesión (IAP), en el marco del programa Interrg Med 2014-2020, incluyen medidas como la instalación de energías renovables o el uso de vehículos no contaminantes, y ya se ha podido constatar el aumento en el número de instalaciones de paneles solares en el polígono industrial.

Así, por ejemplo, en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) se mantiene la bonificación del 75% para quienes utilicen vehículos eléctricos o que consuman exclusivamente combustibles no contaminantes; en el IAE se bonifica el 50% durante el periodo impositivo a quienes utilicen o produzcan energía a partir de instalaciones para el aprovechamiento de energías renovables o sistemas de cogeneración; o en el IBI, se bonifica un 10% a viviendas de uso residencial con instalaciones para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía proveniente del sol.

De esta forma, el municipio sigue siendo un referente, alineándose “con las políticas europeas para frenar el cambio climático y con el Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía, que supone el compromiso de reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40% de aquí a 2030”, en palabras de Nofuentes. De igual manera, el Consistorio continúa cumpliendo con la agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible, en este sentido, en aquellos relacionados con el cambio climático y la sostenibilidad.

El concejal de Hacienda y Empresas Públicas, Bartolomé Nofuentes, destacó ante el pleno que “las ordenanzas se basan en un modelo de equilibrio que permite una distribución equitativa de la riqueza, asegurando que el que más tiene aporta más para que el que más lo necesita tenga más. Todo ello, manteniendo el desarrollo de los programas y servicios municipales dirigidos a la ciudadanía”.

Nofuentes explicó que el gran trabajo realizado en los ejercicios pasados ha convertido a Quart de Poblet en un referente tanto en sostenibilidad como en promoción del empleo, el municipio cuenta con unas ordenanzas muy actualizadas, basadas en criterios de sostenibilidad, medioambiente, equidad, inclusión y transparencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.