Piezas de desguace: efectiva y económica alternativa para reparar un vehículo

324

Reparar un coche implica la inversión de cuantiosos recursos, principalmente para la adquisición de las piezas que se deben reemplazar, lo cual podría rebasar cualquier presupuesto y poner en aprietos a cualquiera. Afortunadamente, hay empresas que se dedican a vender partes de vehículos inoperativos o que han sido chocados, son recambios que están en perfectas condiciones listas para instalarse en otras unidades.

Cuando un coche, furgoneta o moto ha cumplido su vida útil o ha sido dado de baja por pérdida total en algún accidente o cualquier siniestro similar, es llevado a los centros de tratamiento de vehículos, o desguaces como son conocidos popularmente, donde son desarmados para aprovechar las partes que estén en buenas condiciones y ser vendidas como piezas de recambio.

Una ventaja importante de esta modalidad es que los repuestos que se obtienen en estas plantas de tratamiento se consiguen a precios muy por debajo de los que registran esas mismas piezas cuando son nuevas, por lo que son muy solicitadas cuando se quiere tener una autoparte original a menor coste.

Repuestos de cualquier marca de vehículo, de lujo o de uso popular, como Audi, BMW, Volkswagen, Mercedes, Seat, Opel, Hyundai, Kia Mitsubishi, Dacia, Peugeot, Rover, Škoda, Saab, Mitsubishi y de otras tantas marcas, de diversas naciones, se pueden encontrar en estos centros.

 

Cómo comprar en un desguace

Las empresas de desguace han proliferado mucho en los últimos tiempos, por cuanto han tenido un marcado éxito por constituirse en una alternativa sólida, fácil y económica ante los elevados precios de las piezas nuevas.

Hay sitios web especializados que agrupan diversas empresas certificadas en la venta de piezas de desguace, que pueden ser de mucha utilidad para no perder tanto tiempo en la ubicación y selección del lugar adecuado.

Para comprar cualquier parte en alguno de estos centros deben tenerse en cuenta algunos consejos básicos que ayudarán a conseguir lo que se busca en menos tiempo y con la garantía de obtener un repuesto de calidad.

  • Seleccionar cuidadosamente el desguace donde se comprará, que esté formalmente registrado y certificado como centro autorizado, lo cual garantiza que trabajen apegados a la legalidad, con partes de calidad.
  • Verificar con antelación cuál es la pieza exacta que se necesita, para ahorrar tiempo en la búsqueda y adquirir lo que realmente se requiere. Bien sea si se compra por internet o personalmente, es necesario estar seguro del repuesto que se busca.
  • Apoyarse con la asesoría de personal cualificado que ayude a encontrar la parte adecuada. En los desguaces, usualmente, los vendedores conocen muy bien su oficio y pueden ayudar en ese sentido; además, las páginas web que ofrecen este servicio dan especificaciones y detalles claros y precisos de lo que ofrecen.
  • Son una excelente opción para adquirir piezas de segunda mano, originales y de calidad, que, en muchos casos, son garantizadas por los desguaces que las venden, por cuanto son previamente revisadas y probadas para verificar que estén en óptimas condiciones.

 

Localizar los desguaces más cercanos

Las plataformas online también ofrecen interesantes opciones de búsqueda por filtros que permiten ubicar desguaces cercanos al lugar en el que el usuario se encuentre. Con este sistema de búsqueda se facilita y agiliza la localización de las piezas y de los sitios donde las tienen disponibles.

Son guías bastante completas que, de manera online, ayudan a ubicar los repuestos de todo tipo de vehículo, categorizados por provincias. Solo hay que seleccionar la región, elegir las empresas ubicadas en la zona, buscar entre sus opciones por modelo y tipo de vehículo y pieza específica que se necesita.

Estas plataformas web ponen en contacto directo al cliente con las empresas distribuidoras, sin intermediarios y sin tener que cancelar comisiones por la prestación del servicio, son totalmente gratuitas.

Además, si la pieza no está disponible en el momento hay la posibilidad de solicitar que la busquen, para lo cual solo debe llenarse un sencillo formulario en el que se especifiquen las características de lo que se necesita y esperar a que quienes saben del oficio hagan su trabajo.

Para los amantes de la restauración de coches clásicos los desguaces son la principal fuente de partes para armar sus proyectos, por cuanto son piezas discontinuadas que no se consiguen en concesionarias ni agencias de repuestos y que solo en estos centros se pueden encontrar.

Los fanáticos del tuneo, o tuning como lo llaman en diversos países, también tienen en los desguaces un importante apoyo para conseguir los más increíbles accesorios para adaptar a sus creaciones.

 

Vender tu vehículo viejo también es una opción

En estas agencias de desguaces también es factible vender aquel coche viejo que está estacionado en la cochera desde hace años y que no se sabe qué hacer con él, o aquella furgoneta que lamentablemente se dañó por completo en un accidente automovilístico y que está guardada sin generar nada positivo. Solo hay que expresar la intención de querer vender y solicitar el apoyo para empezar a recibir diversas cotizaciones.

Es una forma rápida de obtener buenos recursos por algo que no prestaba ninguna función útil y que, tal vez, ocupaba algún espacio que pudiera ser utilizado para cosas más provechosas.

Los desguaces pueden darle un mejor uso a esos coches parados y ayudar a otras personas a resolver sus problemas en la búsqueda de piezas de recambio. Es una modalidad muy práctica de aprovechamiento de vehículos inoperativos que favorece a todos.

Actualmente, las empresas de desguaces se han adaptado a los nuevos tiempos y aprovechan los beneficios de la tecnología e internet para ofrecer sitios web especializados y bien ordenados que ofertan todo tipo de piezas, para todos los modelos de vehículos, con los más modernos sistemas de pago y con servicios de entrega a domicilio que facilitan todo.

En definitiva, los desguaces constituyen una excelente, fácil y segura opción para adquirir cualquier autoparte, a precios muy económicos, con garantía de calidad, que se pueden pedir desde la comodidad del hogar, con facilidades de cancelar con una diversidad de métodos de pago y con la comodidad de recibir las piezas directamente en la puerta del hogar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.