La atención social, reactivación de la economía y un gran impulso inversor, pilares de las cuentas de Picassent para 2021

707

El Pleno municipal de Picassent aprobó el presupuesto para el 2021 con los votos a favor de PSOE, Compromís y Unides Podem, la abstención del Partido Popular y el voto en contra de Ciudadanos. Las cuentas municipales ascienden a un total de 18.007.304,15 euros, un 8 % más respecto al año anterior y que se encuentran marcadas por la pandemia del Coronavirus y su evolución.

La atención social, reactivación de la economía y un gran impulso inversor son los tres pilares básicos del Presupuesto Municipal del Ayuntamiento de Picassent para el 2021.

El gasto en ayudas sociales aumenta un 250%

El gasto en ayudas sociales se incrementa en un 250 % en gran parte por la pandemia ha afectado gravemente y continúa afectando sin tregua a la sociedad.  Por eso, de cara al 2021 el gasto previsto en ayudas de emergencia y alimentación es de 425.000 euros, se ha incrementado en 255.000 euros respecto al 2020. Una cantidad que es susceptible de aumento con fondos remanentes procedentes de tesorería, en caso que las circunstancias así lo requieran.

Las cuentas municipales incluyen la creación de una partida nueva de 30.000 euros para atender el convenio que el Ayuntamiento firmará con Cruz Roja en 2021. La ayuda a domicilio que obtiene un incremento de 60.000 euros, pasando a una dotación de 185.000 euros.

Por otro lado, siguiendo el objetivo de reactivación de la economía y más concretamente en relación al comercio local, también se ha dotado una nueva partida de 25.000 euros para contribuir a una campaña de fomento del comercio local. También, a pesar de la situación de incertidumbre se ha decidido mantener todas las subvenciones a las asociaciones locales ya que el tejido asociativo del municipio es amplio.

2’3 millones en inversiones

Un total de 2.364.113 euros destinados a inversiones que se dedicarán a la mejora de las infraestructuras, donde destaca el colector de aguas pluviales de la calle Mossén Carbó, con 108.400 euros y 144.400 euros para la construcción de carriles bici; la apuesta por las energías renovables, con 136.543 euros destinados para la mejora de la eficiencia energética del Barrio de l’Omet, 100.000 euros para la adquisición de vehículos eléctricos o 84.988 euros para la mejora energética del Centro de Convivencia; las nuevas instalaciones municipales como la construcción de una nueva pista polideportiva cubierta a la cuál se destinarán 278.659 euros, la creación de la Casa de la Dona, con  200.000 euros o la Sala de exposiciones de la Ermita con 170.000 euros; la creación y mejora de espacios públicos donde destaca el proyecto de restauración del barranco con 75.000 euros y la Fase II de la remodelación de la plaza Ausiàs March, dotada con 595.597 euros, o la adquisición de equipos y programas informáticos por un total de 40.000 euros.

En definitiva, un presupuesto municipal que contempla un notable incremento del gasto para el 2021, a pesar de la merma de ingresos a causa de la pandemia en diversas partidas como pueden ser aquellas que hacen referencia al impuesto de ocupación de vía pública de mesas  y sillas, mercado exterior, actividades del polideportivo, actividades culturales, actividades de mayores, el IBI etc. “

Durante la celebración del pleno los portavoces de los diversos partidos de la Corporación manifestaron el sentido de su voto al Presupuesto presentado por el grupo municipal socialista, el cual, en esta ocasión ha contado con el apoyo de Compromís y de Unides- Podem.

La representante de Compromís, Trini Carballo, afirmó que “Nuestro grupo valora de manera positiva la parte social de este Presupuesto, así como el haber tenido en cuenta nuestras propuestas de las cuales haremos un seguimiento”.

Asimismo, Juan Francisco Albert, portavoz de Unides-Podem considera que “es de agradecer el aumento en la partida del gasto social, así como la posibilidad de participar en la elección de inversiones financieramente sostenibles a cargo del remanente, por eso, nuestro voto es a favor”.

Por otro lado, el Partido Popular decidió abstenerse porque según su portavoz, Amparo Crespo, “son unos presupuestos que no están a la altura de una promoción y desarrollo de la economía local”.

Y en la misma línea, Juan Manuel Bernal, portavoz de Ciudadanos, justificó su voto en contra porque en su opinión “no apuesta por el cambio de modelo productivo que necesita Picassent para subirse al tren del siglo XXI”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.