Derecho Civil Foral valenciano, ¿voto en conciencia u obediencia ciega?

1165

El próximo día 5 de febrero se votará en Les Corts Valencianes una proposición de ley, de modificación de la de la disposición adicional segunda de la Constitución Española, para la reintegración del Derecho Civil Valenciano.

Hemiclo Corts ValencianesEsta modificación de la Constitución es menor, porque lo único que pretende es evitar discordancias entre la Constitución tras las sentencias del Tribunal Constitucional y el Texto del Estatuto Valenciano, que tuvo un gran respaldo tanto en Les Corts Valencianes como en el Congreso de los Diputados, dada su condición de Ley Orgánica, y que no fue objeto de recurso alguno.

Quince millones de españoles tienen derechos forales (gallegos, navarros, aragoneses, vizcaínos, alaveses, guipuzcoanos, catalanes, mallorquines, menorquines e ibicencos), y ello no supone ningún agravio comparativo.

En nuestro país, siempre se ha respetado el Derecho Civil Foral, sin que constituya menoscabo de la unidad de España. Conviene recordar que en un momento en el que no existía el régimen autonómico, precisamente durante la dictadura del general Franco, a través de las Compilaciones, se reforzaron los Derechos Forales españoles.

La absoluta uniformidad civil jamás ha existido en España, y desde luego es de gente que desconoce la realidad oponerse a ello. Identificar Derecho Civil Foral con nacionalismos es absurdo, cuando, por ejemplo, uno de los países más unidos y con un sentimiento de nación más fuerte (EEUU), tienen tantos códigos civiles y penales como Estados Federados lo integran. Además, el disponer de nuestras propias normas civiles serviría de cierta barrera de protección frente al anexionismo del nacionalismo independentista catalán, por ejemplo, firmes defensores de esa quimera de los Països Catalans.

Además, la inmensa mayoría de la sociedad valenciana los reclama. Se han unido a la causa, sin pretender ser exhaustivo, la RACV (Real Academia de Cultura Valenciana), el Colegio de Abogados de Valencia, Alcoy y Elche, la Junta Autonómica de los Registradores de la Propiedad, Lo Rat Penat, Las asociaciones pro-custodia compartida, AVA (Asociación de Agricultores Valencianos), las tres Diputaciones Provinciales (Valencia, Castellón y Alicante), la FVMP (Federación Valenciana de Municipios y Provincias), el Ateneo Mercantil de Valencia, las Facultades de Derecho de Valencia y Alicante, AVE (Asociación Valenciana de Empresarios), todas las cámaras de comercio, la asociación valenciana de trabajadores autónomos, la Interagrupación de Fallas de Valencia, la Facultad de Historia de Valencia AVACU (asociación valenciana de consumidores y usuarios), sindicatos (AVAPOL, CSIF, CCOO, UGT…) , y un larguísimo etcétera de colectivos. Podría seguir así hasta el infinito y más allá.

Resulta muy significativo que, hasta la fecha, hayan apoyado esta petición 463 ayuntamientos, de todas las comarcas, y con alcaldes de todas las ideologías, que representan a más de 4,7 millones de valencianos. Teniendo en cuenta que tenemos 542 municipios y poco más de 5 millones de habitantes, el respaldo es abrumador. más del 94% de los valencianos lo apoyan.

Después de esta explicación os preguntaréis el motivo del título del artículo. ¿Por qué hablo de voto en conciencia u obediencia ciega? Soy concejal de Ciudadanos (Cs), y si mi partido no cambia de opinión, cosa que espero que se produzca de aquí al día 5 de febrero, ya ha manifestado su intención de votar en contra del Derecho Civil Valenciano. Es imposible estar de acuerdo al 100% con los posicionamientos de cualquier partido político. El que lo diga miente, y yo no soy una excepción a esta regla. Ciudadanos es mi partido, por el que me he dejado la piel, sin exigir nada a cambio, durante más de seis años. Dudar de ello me ofende. Pero, en este caso concreto, no estoy de acuerdo con su posicionamiento y lo manifiesto con absoluto respeto y educación. No se trata de enfrentarme a nadie, como algunos pretenden que parezca, sino de dar mi humilde opinión, que ya he comunicado a nuestro Síndic en Les Corts.

No pierdo la esperanza que nuestro partido reflexione y se dé cuenta de su error, siempre desde mi punto de vista. En caso contrario, creo que nuestros diputados, que en privado se manifiestan a favor del Derecho Civil valenciano, voten en conciencia y no por esa extraña obediencia partitocrática absurda y tan dañina, que parece casi una religión en España, y que no es exclusiva de Ciudadanos. Y no me quiero olvidar que, en más de veinte ayuntamientos de la provincia de Valencia, los concejales de Ciudadanos ya han votado a favor, dando ejemplo a nuestros “mayores”.

Es curioso que tan solo se oponga VOX. ¿De verdad queremos estar en esa fotografía? ¿Qué pinta Ciudadanos ahí? Por favor, señoras y señores diputados, voten en conciencia y piensen en los valencianos.

[ Vicente Raga | concejal de Ciudadanos en Alboraya y escritor | @Vicent_Raga ]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.