Hasta las brújulas tienen centro

831

Cuando se es un partido de centro, es difícil contentar a todos. Si la propuesta viene de la derecha, te has “derechizado”. Mientras, si la propuesta que apoyas parte de la izquierda, también te has radicalizado, pero al otro extremo. El centro político siempre tiene un papel difícil.

Hemiclo Corts ValencianesSin embargo, es tiempo de políticos valientes aunque eso conlleve riesgos. El centro no puede quedar solapado, ni por la derecha ni por la izquierda. El centro es centro y ya está. Cuando se vota desde el centro, hay una guía que no falla. Si la propuesta es buena, venga de quien venga, y pensamos en el bien común ¿por qué no apoyarla? Si lo que importa realmente es el interés general, es fácil.

Lamentablemente muchas personas tienen la tendencia a encasillarlo todo en la vida: blanco o negro, buenos o malos, derecha o izquierda. Este maniqueísmo es peligroso en política porque se puede perder algo tan básico como el ser útil.

En este sentido, me indigno al ver partidos políticos, que incluso en esta pandemia, se miran al ombligo y priman su interés partidista e ideológico sobre el interés general. La actuación del gobierno en estos momentos se debe fiscalizar y criticar porque, desde luego, hay cosas que se están haciendo rematadamente mal; pero junto a ello, siempre se ha de aportar una propuesta.

Además, la COVID-19 ha destapado las vergüenzas de lo que no se había hecho: invertir en sanidad, pero de verdad. En vez de costear cargos a dedo, enchufados, chiringuitos ad hoc…Lo que hay que hacer es destinar el dinero público a material y personal sanitario, y a investigación. Esto es lo que salva vidas. Esto es lo primero.

Y después, lo prioritario es salvar empleos. Hay empresas pequeñas, medianas y grandes que han cerrado. Algunas ya no volverán abrir. Así, muchas personas han perdido y perderán sus empleos. Otros sufrirán el drama de no llegar a fin de mes.

Por eso, ahora mucho más, que el Botànic gaste más de trece millones y medio de euros en sueldos de los altos cargos, es un exceso y una insensatez. No queda otra: habrá que ir revisando toda la administración pública valenciana, que lleva muchos años acumulando excesos y se ha convertido en una estructura mastodóntica. También hay que sumar la obsesión de los políticos de turno de hacer parafernalia propagandística. En esto se parece mucho la izquierda y la derecha. En esto no se pelean y por eso todo sigue igual.

Es hora de cambios. Nuevos tiempos requieren nuevas políticas. Es el momento del centro, estoy convencida.

[ Mamen Peris | Abogada y política | Diputada Cs Corts Valencianes | @mamen_peris ]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.