Las cruzadas

325

Vamos a intentar, a través de estas breves líneas que la alcaldesa de Puçol y su estribo pseudopolítico nos entiendan. Básicamente por dos cuestiones, la primera de ellas por que el chantaje no les hace bien y en segundo lugar porque las megalomanías absurdas es algo que ya nos aburre.

carril biciPara entender el 'problema' del carril bici basta con saber 'cuatro cositas' y así quizás se deje el temita sobre la mesa y dejen de aburrirnos, entre otras cosas porque Puçol es mas que un carril bici, Puçol necesita algo mas que un carril bici y sobre todo porque lo que a Puçol le sobra es un gobierno soberbio y sordo.

¿Les parecería normal invertir dinero en un carril bici que llegase al cruce del Camí Mangraners con el camino de Lliria y que de ahí se vaya a la, nada? Pues para nosotros, no es normal.

No, lean atentamente, no es necesario un carril bici que termine en un punto muerto, sin posibilidad de seguir, sin salida y que no lleve a ninguna parte, y no, no es necesario invertir 1.700.000 euros en un proyecto tan pueril como inútil, porque no serviría para lo que se proyecta, y eso, es tirar el dinero.

¿Ven ustedes lógico que una alcaldesa que no se atreve a presentar un proyecto de presupuestos para el año 2022 nos pretenda embaucar en una cruzada de este calibre tan cara, inútil y sin sentido?

La lógica es otra, y es que el apoyo de PURP o PAVALUR, para que no entendamos, pasa inexorablemente por este punto, el dichoso carril bici que jamás verá su finalidad conseguida por empeñarse en hacerlo ir por donde no se debe. Pero si firmaron un acuerdo, que apechuguen, son los únicos que quedan enganchados a un gobierno que hace agua por todas partes.

Es tan sencillo como que, para que un pueblo funcione, lo primero es dotarlo de la mejor de las herramientas que se tiene, y eso son unos presupuestos, pero claro, estando en minoría ni se atreven a plantear la posibilidad de llevarlo a cabo, de negociarlos. Y mientras tanto nos atropellan verbalmente por la política que hacemos desde la oposición, rasgándose las vestiduras por que les presionamos, llevándose las manos a la cabeza por que la oposición somos los que no estamos haciendo bien nuestro trabajo.

Pues nada, no hay más ciego que el que no quiere ver, la frase es sencilla, el que gobierna tiene la obligación de consensuar, de buscar los acuerdos, de proponer y por tanto de negociar, si la cosa les va como les va, no culpe a la oposición, quizá deba pensar señora alcaldesa que el puesto que ocupa, le viene grande, ¡muuuy grande!

[ Juan Miguel Bayarri | viceportavoz PSPV-PSOE Puçol | @juanmii_moreno ]

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.