El Mercado Central, Sorolla y la isla de Tabarca

1389

El catalanismo anexionista cada vez más intensifica su campaña propagandística. De incendiar las calles, se ha pasado a quemar la historia, tradiciones y cultura valencianas. El objetivo es destruir nuestra esencia como pueblo y arrebatarnos lo que es nuestro.

Voy a poner tras claros ejemplos de esa política de acoso y derribo a nuestra historia y cultura, para proceder colonizar esa tierra de nadie que la izquierda valenciana pone en bandeja de plata a los radicales e independentistas catalanes.

El pasado mes de julio, la Generalitat valenciana en una publicación en redes sociales, encuadró el conjunto arquitectónico del Mercado Central de Valencia, “entre los hitos de la arquitectura de los países catalanes”. En el mes de agosto, la página web del museo de L’Empordà publicaba que nuestro genial pintor Joaquín Sorolla es autor de pinturas “relevantes del panorama artístico catalán”. En el mes de octubre, una revista subvencionada con fondos de la Generalitat valenciana, sostuvo que la isla de Tabarca es la única isla habitada de los países catalanes, cuya frontera sur se fija en el municipio de Guardamar.

El President Ximo Puig, y sus aliados de Compromís, viven sometidos y sumisos a los radicales independentistas catalanes. Con su política activa están facilitando que los independentistas puedan cumplir sus objetivos, y lo hacen, traicionando al pueblo valenciano. En los últimos años, Puig ha nutrido a los chiringuitos de propaganda catalanista varios millones de euros.

Hace pocas semanas se reunió con su homólogo catalán, priorizando las relaciones con Cataluña. Se nos quiere vender la idea de que así se buscan alianzas para obtener una mejor financiación para la Comunitat Valenciana. Pero no hay que llamarse a engaño. Esas reuniones no buscan mejorar la vida de los valencianos, sino dar otra vuelta de tuerca más a la pleitesía y vasallaje de Puig a Aragonés.

A ello hay que sumar que Esquerra Republicana de Cataluña y la CUP están pidiendo que se frenen infraestructuras claves para la Comunitat, como la ampliación del puerto de Valencia, para favorecer el desarrollo del de la ciudad de Barcelona.

Se está acabando 2021, y en el horizonte no lejano del año próximo tenemos la declaración del gobierno de la Generalitat Valenciana, de 2022, como el año de Joan Fuster, el ideólogo de los falsarios países catalanes. El dinero que no hay para salir de la crisis se va a destinar por parte de la Generalitat y del Ministerio de Cultura de Iceta, a homenajear esa falsa idea. La ensoñación independentista es la pesadilla que nos afecta y contra la que desde el Partido Popular vamos a seguir trabajando para combatirla.

[ Fernando de Rosa | senador del PP por Valencia | @fernandoderosa4 ]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.