Pitorreo de la Justicia

0
514

No me extraña que todas las asociaciones de magistrados hayan apoyado la huelga del personal de la Justicia en petición de más medios, más consideración y más independencia de los Tribunales.

El último ejemplo del nulo respeto que se tiene a los jueces de este país lo ha evidenciado el actor Willy Toledo, quien ha dado un plante a los juzgados simplemente porque, según él, “no he cometido ningún delito”.

Acabáramos. Si todos los que se creen inocentes pasan de los requerimientos judiciales, no hacen falta tribunales. Lo dejamos en la mera ley de la selva, en que cada uno se las apañe como pueda y haga lo que le dé la gana y en que no haya garantías de presunta inocencia sino ajuste de cuentas entre particulares en función de lo que uno considere correcto o no.

Porque ésa es otra: si uno resulta juzgado y luego no le gusta la sentencia, en vez de recurrirla va y se larga tan campante. Es lo que acaba de hacer el rapero Valtonyc, condenado a tres años y medio de cárcel.

el rapero Valtonyc
el rapero Valtonyc

No estoy diciendo que tengamos que estar de acuerdo siempre todos con todas y cada una de las decisiones de los Tribunales, sino que apliquemos los instrumentos legales para discutirlas, apelarlas o revocarlas. Lo otro, llevado al extremo, sería el caos de la convivencia.

Pues hacia allí vamos, porque los que primero se pitorrean de la Justicia son algunos políticos que se sustraen de ella, como Carles Puigdemont y los otros independentistas fugados, que dan el mensaje de que todo vale, de que los Tribunales son una mierda, y que lo justo es lo que hacen ellos y no los jueces de turno.

Hemos pasado, pues, de la seriedad y rigor de la Justicia de antaño, a convertir los procesos es un espectáculo, primero, a debatirlos más tarde en la calle y en los medios de comunicación en vez de en los sumarios y en el Juzgado y, finalmente, a que cada uno se los pase por el forro, si así le cuadra.

Lo siento, pero visto lo visto, aún me parece escaso el malestar y el cabreo de los magistrados que ven cómo se derrumba día a día el sistema de garantías democráticas y judiciales existente.

Enrique Arias Vega | Escritor, periodista y economista | @enrarias

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.