La vuelta al mundo

731

La vuelta al mundo en ochenta días es una obra de Julio Verne publicada en el Siglo XIX. Trata sobre las peripecias de Phileas Fogg, un británico que junto con su ayudante Jean Passepartout, protagonizan una gran aventura dando la vuelta al mundo en 80 días. El personaje principal hace una apuesta con sus colegas del club, en la que cree que se puede dar la vuelta al mundo en el plazo estipulado. Esta novela fue llevada a la televisión en los años 80 mediante dibujos animados. Una serie que cautivó a niños y no tan niños, supuso para muchos conocer países lejanos por medio de las aventuras del protagonista y su ayudante.

pedro sanchez avion presidencialDebo suponer que el gran impacto que tuvo en muchos niños de la época es lo que ha movido a nuestro actual Presidente del Gobierno, a moverse por el mundo viviendo sus propias aventuras. Lo que ha quedado claro es que es un hombre viajero, que no teme a las alturas y a los tiempos, porque le da igual viajar en avión que en helicóptero. Es normal que no lo realice en globo como en la obra de Verne, pues no llegaría con tanta rapidez, aunque si por hacerse una foto hace falta, no creo que lo descarte. Ya se sabe, es un medio menos contaminante y ahora que se aplicará un impuesto al diesel, él, tal vez por un día, querrá dar ejemplo.

Hay días que no se si este Presidente recuerda donde está su casa, si recordará lo que es dormir en su cama, aunque entre todos los españoles le hayamos pagado una buena reforma en la Moncloa. A lo mejor, el colchón no es cómodo y ha descubierto que un buen hotel de cinco estrellas y una embajada de buen postín, siempre dan mejores formas a los sueños. Pues supongo que el joven Sánchez, en sus años de niñez vería ésta serie y soñaba con volar y volar, viajar y viajar, conocer gente, y hacerse con el álbum de fotos y postales digno de una enciclopedia.

Y como la vida es sueño y hay que querer soñar, para alcanzar un día su sueño. Éste se cumplió, y de viaje salió. Y mira que no para, es más, creo que éste hombre tiene un problema. Es poner pie en España y preparar la maleta para salir. Si hasta creo que los pilotos de vuelo ya le consideran uno de los suyos, por las horas de vuelo que tiene.

Él dice que cuando viaja, lleva a España dentro, y nos deleita con una foto, pero mientras en ese país que él no quiere pisar, los problemas crecen y en lugar de trabajar por solucionarlo, nuestro Presidente viajero se sienta en su asiento de vuelo. Algunos nos preguntamos si consigue algo, pues poco resultado vemos. Y también nos preguntamos, si ese síndrome de viajero es una excusa para no estar en sus obligaciones.

Entre tantas preguntas sin respuesta y tanto viaje sin motivo, los españoles seguimos sin ver nada claro a este gobierno. Esperando que regrese de uno de sus viajes, esperando que trabaje por su país, esperando que convoque elecciones. Esperemos que no nos quedemos esperando y la próxima parada de su viaje sea la cordura y convoque las elecciones que prometió.

[ Amparo Folgado | portavoz Grupo Popular Ajuntament de Torrent |@amparofolgado]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.