Muere en Bioparc Valencia Rafiki, el majestuoso macho de dril

18

El propio nombre Bioparc anuncia un “parque de vida” y, queramos o no, inherente a la vida siempre está la muerte. Rafiki nació en 2002 en el Zoológico de Hannover (Alemania) y llegó a Valencia en 2007 dentro del importante programa de conservación del dril que coordina la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA). El objetivo era que Bioparc creara un grupo reproductor de esta especie tremendamente amenazada para tratar de garantizar su supervivencia. Con la hembra Kianja, que arribó con él, a la que se incorporó Abuja, formó una preciosa “familia” con la que ha tenido una numerosa prole de 14 hijos. Macho alfa ejemplar para mantener el grupo cohesionado y protector tanto con las hembras como con su prole, su valiosa genética ha dejado su impronta por los numerosos parques europeos a los que han sido trasladados 8 descendientes, mientras que los otros 6 permanecen en Valencia.

En esta especie que presenta un notable dimorfismo sexual, el porte de Rafiki impresionaba. Presentaba todas las características típicas de su género: una “corona” que le asemeja a un león, la llamativa coloración roja bajo del labio que destaca sobre la cara de intenso negro que parece una máscara, prominentes colmillos y vivos colores azul púrpura en las nalgas y rubí en la zona genital. De hecho, la pérdida de peso y el deterioro de su aspecto fue lo que hizo saltar la voz de alarma entre el equipo técnico del parque. Las pruebas veterinarias auguraron lo peor al diagnosticar un linfoma y, además de los mimos y atenciones de sus cuidadores, el tratamiento oral de quimioterapia permitió prolongar su vida un tiempo. Pese al cariño que se tenía a este animal, finalmente hubo que tomar la difícil decisión de practicarle una eutanasia para evitar su sufrimiento.

Los driles (Mandrillus leucophaeus) con una población en peligroso decrecimiento y estimada en menos de 4.000 individuos, están incluidos en la lista roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como “en peligro”, el paso previo a “crítico”. En Bioparc pueden contemplarse en la zona que recrea los bosques de ribera de la zona de África Ecuatorial, en el precioso recinto «multiespecie” donde conviven con sitatungas, hipopótamos pigmeos, talapoines y gansos del Nilo.

Además de la conservación ex situ que se realiza en el parque, la Fundación Bioparc colabora en la conservación in situ de este poco conocido primate protegiendo su hábitat a través de varios proyectos en los que participa en África.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.