Mamen Gómez: “Siempre he pensado que las respuestas las encontramos en los libros, en la escritura”

1107

Con dos libros en su haber (‘Corazón de fondant’ y ‘Bienvenido a casa’), la escritora y bloggera valenciana Mamen Gómez estrena nuevo título, (‘El silencio de la flores’, de Olé Libros) con el entusiasmo a flor de piel, el empuje de un nuevo sello editorial y el horizonte abierto a una personal  carrera literaria. “Te confieso que cuando me dijeron que tenía tantas entrevistas me dije, ‘¡madre mía, toda esa gente harán muchas preguntas y no sé si estoy preparada!’ pero…, es  solo es un poquito de nervios y estoy entusiasmada por la presentación del libro”, confiesa la autora.

Vestida casual, casi primaveral para la época, y con juvenil  elegancia en su propuesta, Mamen Gómez despliega una generosa sonrisa y una alta dosis de simpatía. Da la sensación de encontrarnos ‘con la chica de la puerta de al lado’ a quien nos gustaría conocer o que algunas madres proyectan, en ilusiones, como ‘una nuera así’ para sus estupendos hijos pero…, más allá de la imagen y la cercanía Mamen despliega su experiencia de viaje, y los ajustes de un trayecto personal en constante evolución, frente a una matinal café cortado con voz suave y pausada.

Mamen Gómez presentó la pasada semana su tercer libro ‘El silencio de las flores’.

Hortanoticias: ¿Qué emoción te impulsó a escribir ‘El silencio de la flores’? Seguro que hay un por qué pero habrá un motivo emocional que te impulso a escribir.

Mamen Gómez: Hmmm, sí, claro, hay una emoción, es verdad. Pues, básicamente, la motivación fue volver a encontrarme conmigo misma y entender todo lo que había sucedido a lo largo de 2019, ya que hubo muchos cambios en mi vida tanto a nivel personal, como profesional y…, necesitaba hacer como un balance, ponerlo como escrito y…Yo soy una persona que si no escribe lo que sucede, realmente, no entiende ni qué, ni para qué…, sobre todo me parece muy importante l para qué de las cosas y…, necesitaba hacerlo para encontrarme mejor conmigo misma, escucharme, encontrar ese camino que tenía un poquito perdido, llevaba varios meses sin escribir, y era como necesitaba volver a ser yo y…, sobre todo superar algunos hechos y entender el porqué de todo lo que había vivido y de todo lo que estaba sucediendo tanto a nivel sentimental como laboral, ¡es que hubo muchísimos cambios! Fue como una debacle y de ahí (comenta con una pequeña risa) el remontar…, pero muy bien, por suerte todo fue bien.

H.: El libro narra un viaje sobre una historia muy personal, ¿podemos decir que el viaje interno es uno de los resultados más importantes del viaje externo?

M.G.: Sí, sí, por supuesto. El viaje interno ha sido fundamental. De hecho, y lo comento en varios puntos del libro, comencé a viajar para no pensar tanto, para seguir avanzando como…, sin mirar atrás pero de un forma…, era como muy impulsivo. Era una forma de viajar impulsiva, por no pensar, por ocupar huecos, por rellenar vacíos…

H.: Algo así como una huida.

M.G.: Sí, como una huida hacia adelante pero…, (y sonríe) sin ir hacia adelante, ¿sabes? Como ir a zancadas. Yo lo sentía sí y…, sí que me ha servido para evolucionar personalmente de una forma increíble, que en ese momento no lo vi, me he dado cuento ahora, pasado más de una año que comenzara todo este proceso y…, sí que siento que el viaje interno ha sido brutal. Todo lo que pensaba que no estaba avanzando, eran como pequeñitos pasos que en el día a día no se ven pero que cuando pasa un tiempo dices ‘¡jolín, todo lo que he crecido!’ y…, todo acaba ocurriendo por bien y descubres que tus pasos eran correctos.

H.: ¿Cuánto hay de personal o autobiográfico en tu libro?

M.G.: (ríe) Pues…, mucho. Sí que hay momentos puntuales en el libro que no han sucedido como tal pero es autobiográfico en el sentido que soy yo quien lo ha vivido y…, por más que intentas hacer de ello un personaje, al final, al dejar toda tu alma, todos tus sentimientos, es inevitable. Cuando pasas por un proceso así, no poner toda tu alma en lo que estás haciendo no ofrece sinceridad. Escribir siempre ha sido mi manera de salvarme y…, si no lo hago yo quién lo va a hacer (comenta con una sonrisa). Da mucho apuro, mucho reparo pensar ‘¡jolín, la gente que me conozca sabrá qué hay de cierto y que hay de mentira!’ y…, la gente que no me conoce ¡a saber qué piensa! A lo mejor piensa que es toda mi vida y… Todo eso da miedo. Al final cuando te metes a escribir un libro tan íntimo, tan especial, no puedes mentir, es como mentirte a ti misma. Es como lo he sentido yo, necesitaba ser sincera.

H.: Escribir siempre es liberador, quizás en tu caso la escritura ha sido como muy terapéutica.

Portada del libro.

M.G.: Totalmente, es verdad. Este libro ha sido muy liberador. De hecho empecé con mi blog, La chica de los jueves, y siempre ha sido así la escritura. Cuando empecé a hacerlo era como un diario personal y no tenía ningún tipo de esperanza ni de pretensión. Empecé a hacerlo como un poco de terapia, para hablar de mí, de mis emociones y…, ha evolucionado de una forma mucho más profesional pero la esencia ha sido la misma. Sigue siendo algo cien por cien mío, que podrá tener trazas de ficción pero al final todo lo que escribo es lo que siento y es donde expongo mi ser y donde vuelco mis ideas y todas mis emociones y… Creo que me estoy yendo del hilo (dice entre risas).

H.: ¡No, no, en absoluto! Estás siendo muy sincera.

M.G.: Bueno…, gracias, soy bastante sincera.

H.: El hecho de que tú seas la protagonista de tu libro es también el reflejo de tu labor en el blog. Es decir, los lectores reconocerán tu mundo y tu propuesta de sinceridad.

M.G.: Sí, sí. Lo bueno que tengo con la gente que me está leyendo es que lo sienten muy próximo, como algo muy cercano. Yo…, por circunstancias, apenas he leído libros de autoayuda o de cómo superar un desamor, sea por x o por y, da igual, por lo que sea, pero…, creo que cuando tú estás en pasando un proceso similar y lees algo que está planteado de una manera tan sincera, tan visceral, tan sentimental, tú realmente dices ‘¡jo, es que lo que me está pasando no es de locos! Sea real o no, sea autobiográfico o no, lo que esta persona me cuenta me está haciendo sentir bien, me siento comprendido’, eso es importante. No te estoy dando una lección de cómo debes llevarlo para superarlo, no; te estoy diciendo que vas a estar mal, que yo he estado muy mal, pero que luego vas a estar muy, muy bien y que voy a contarte todos los procesos irracionales que vas a pasar, tal y como yo los he vivido.

H.: Un terapeuta diría que “perdemos para ganar”.

M.G.: Sí, sí, totalmente. Estoy segura que todo pasa por algo, suena bastante a frase hecha pero lo pienso así. Yo, en concreto he ganado muchas cosas en lo personal y espero que la gente al leerme tome mi experiencia.

H.: Hablando de frases…, cada uno de los capítulos viene precedida por una frase o sentencia de una personalidad  tan conocida como Albert Espinosa, Juan Ramón Jiménez, Oscar Wilde o Ana María Matute, ¿buscan ser motivadoras o tienen una finalidad para cada capítulo en concreto?

M.G.: Sí, sí (comenta risueña), un poco de ambas cosas. Siempre he pensado que no se nos dan herramientas para superar un duelo, un bache emocional…, no se nos suelen dar porque la gente que nos educa, es decir padres, maestros…, intentan siempre evitarnos el sufrimiento y, a veces, esa manera de evitar el sufrimiento es un poco improductiva. Suelen decirte “no llores”, “no te pongas así que no vale la pena”…, y llegamos a la vida adulta sin saber cómo gestionar un desamor, la pérdida de un familiar, que te echen del trabajo y…, siempre he pensado que además de terapeutas o psicólogos las respuestas las encontramos en los libros, en la escritura. Cuando una persona escribe se desnuda y solo cuando entras en ese universo tan personal y tan íntimo como otra persona como tú pues…, creo que al final todos somos parecidos y me he dado cuenta que, desde que escribo de todo esto, el feedback que recibo me dice que somos prácticamente iguales. Cuando tú ves eso dice, ‘vale, ni es algo raro, ni me pasa a mi sola’, y…, al final terminas estando bien.

H.: ‘El silencio de las flores’ habla de una ruptura sentimental a través de los ojos de una chica, ¿crees que es una obra destinada hacia un público femenino o que el público masculino también puede interesarse por una visión tan personal y subjetiva sobre una historia de amor que se rompe y así conocer más el universo femenino?

M.G.: Hmmm… Creo que es de mucha utilidad para chicos también. Independientemente que la persona que escriba sea hombre o mujer son sentimientos universales, da igual quien lo escriba.

H.: Pero la visión es femenina.

M.G.: Sí, sí, claro. Creo que hay muchas situaciones, sensaciones, momentos y vivencias con las que te puedes sentir identificado. Es verdad que el noventa por ciento de mis lectoras son mujeres y es verdad que al escribir de una forma tan directa, tan clara, tan desnuda sobre una chica que pierde un amor, sí que es normal que empatice una mujer.

Mamen Gómez en una imagen personal.

H.: ¿Esta novela cierra un ciclo?

M.G.: Sí, sin ninguna duda. Cuando se cierra un ciclo se inicia otro y no sé dónde me llevará la vida ahora pero…, se comienza un viaje y voy a por todas en él.

H.: Entonces… ¿Estás preparada para una nueva relación, un nuevo viaje emocional?

M.G.: (ríe) Bueno…, me refiero a un viaje personal pero…, sí, sí. Yo soy una persona que no sé estar sin dar amor y…, no solo de pareja y…, me considero muy cariñosa, muy de estar con mi familia, mis amigos, conmigo misma, me encanta pasar tiempo sola pero…, sí, jolín, suena muy ñoño pero creo que yo soy un amor (comenta entre risas). Yo no voy buscando nada pero si surge alguien…, no voy a decir que no.

H.: Tras esta novela, ¿seguirás escribiendo propuestas que tratan sobre el amor, es el tema sobre por el que te sientes más cómoda cómo autora?

M.G.: No sé si al cien por cien pero creo que sí. Creo que es mi sello personal, mis libros anteriores y mi blog tienen la misma esencia y creo que me he encontrado a mí misma y seguiré por allí.

H.: Muchas gracias, querida Mamen, por abrirnos tu libro y personalidad y mucho éxito con tu libro y con tu blog.

M.G.: Gracias a ti y ha sido un placer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.