Los canales del Palmar muestran un crecimiento explosivo de vegetación subacuática por la mejora de la calidad del agua

419

Durante las últimas dos semanas, en el marco de los trabajos de seguimiento del estado ecológico del agua y de los canales y acequias del alrededor de la laguna de l’Albufera, se ha constatado que los canales del Palmar han vivido un crecimiento explosivo de una especie de planta sumergida, ceratophyllum demersum, conocida popularmente como 'cola de rata basta'.

En los últimos meses, el canal del Puerto del Palmar, la Carrera Nova de la Reina y la Acequia Vella del Palmar mantenían cierta cobertura fragmentada de otra planta sumergida, potamogeton pectinatus (conocida localmente como ‘pelo’, por su parecido con los cabellos largos). Las temperaturas estivales, junto a una mejora de la transparencia del agua experimentada en los últimos dos meses, han favorecido la germinación de las semillas de la 'cola de rata basta'. De hecho, esta especie es una de las plantas sumergidas más dependiente de la calidad del agua.

El crecimiento explosivo vivido por esta planta sumergida actúa muy positivamente sobre el ecosistema acuático de los canales y sobre la propia calidad del agua. Al crecer tan rápido, las plantas incorporan una gran cantidad de nutrientes del agua, y favorecen un aumento de la transparencia y calidad, de tal forma que es fácilmente observable el fondo de la acequia y la fauna que vive allí.

Además, el crecimiento de las plantas sumergidas permite recuperar la funcionalidad del ecosistema: mejoran notablemente la oxigenación del agua, actúan como lugar de refugio y de puesta de huevos de peces, anfibios y de invertebrados (como por ejemplo los parotets) y dispersan semillas o fragmentos de planta, que permitirán mantener sus poblaciones y colonizar nuevas acequias.

El crecimiento explosivo de la 'cola de rata basta' se ha visto igualmente favorecido por una dinámica positiva de mejora de la transparencia del agua de l’Albufera que guarda relación con el periodo final del cultivo del arroz, en el que el arrozal funciona como filtro verde, asimilando los nutrientes del agua para crecer y espigar, mientras el agua circula continuamente por los campos.

Este proceso se ha potenciado este año con una mayor tasa de circulación y renovación del agua de la laguna, relacionada con una mayor pluviosidad experimentada en los últimos meses, especialmente en las zonas de recarga del acuífero y que entran en el humedal a través de manantiales y fuentes superficiales, principalmente procedentes del ámbito hidrológico del Júcar.

De hecho, los datos de transparencia del agua de la laguna tomadas por el Servicio Devesa-Albufera, muestran que en 2021 la transparencia mediana de los meses de julio, agosto y septiembre se sitúa entre 10-15 cm por encima de la del periodo 2008-2014, y 5-10 cm por encima de la del periodo 2015-2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.