La predela del Centenar de la Ploma se queda en València hasta el 31 de enero de 2021

437

La predela del retablo de San Jorge del Centenar de la Ploma, que está siendo restaurada por el Institut Valencià de Conservació, Restauració i Investigació, permanecerá expuesta hasta el 31 enero de 2021 en el Museo de Bellas Artes de València.

La pandemia de la COVID-19 obligó a cerrar el Museo de Bellas Artes, a posponer el trabajo de restauración y a reducir los meses de exposición pública de la predela.

Es por ello que el IVCR+i solicitó una prórroga al Victoria and Albert Museum de Londres, desde donde llegó la predela en abril de 2019, para ser investigada y restaurada, que ha sido concedida para que la ciudadanía tengan más tiempo para poder contemplar esta pieza única del gótico internacional valenciano.

Detalle del retablo de San Jorge del Centenar de la Ploma.

El convenio firmado con el museo londinense estipulaba que la predela fuera trasladada a València para que el IVCR+i pudiera realizar una investigación multidisciplinar que comprende tres aspectos: la historia del objeto y el estudio historicoestilístico (historiadores) y el estudio material (restauradores y científicos del arte). El periodo de permanencia era hasta el mes de octubre de este año, pero permanecerá tres meses más.

El retablo del Centenar de la Ploma, atribuido a Miquel Alcanyís y Marçal de Sax (y probablemente otros pintores afincados en València) y pintado a inicios del siglo XV, estaba situado en la desaparecida iglesia de San Jorge de València. Este retablo es un referente fundamental del gótico internacional valenciano y representa en una de sus escenas principales la batalla de El Puig, que abrió las puertas a la conquista de València en 1238.

El IVCR+i la ha sometido a un proceso de intervención de restauración y a una serie de tratamientos para, de esta manera, devolver a la obra un estado de conservación adecuado.

Tal y como se anunció, la última fase de restauración, la que corresponde a la reintegración cromática, se está haciendo de cara al público en la sala del Coro del Museo de Bellas Artes, donde los visitantes contemplan cómo trabajan los restauradores. Los técnicos trabajarán durante el mes de agosto y septiembre en su horario habitual de 8:00 a 15.00 horas, y han establecido un horario de atención al público para contestar a las preguntas que les formulen de 12:00 a 13.00 horas.

Las labores que se realizan son estas: en la primera fase de intervención se reintegran las pequeñas lagunas que presenta la obra con pigmentos al agua, y una segunda fase de ajuste o retoque con colores al barniz. La técnica que se está empleando es el ‘rigattino’ o puntillismo, que es totalmente discernible del original. Esta intervención es reversible, y los criterios de la misma han sido consensuados con los técnicos del Victoria & Albert Museum.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.