La Junta de Personal del Departamento de Salud de Manises pide la dimisión de Barceló por la falta de comisionado

421

La Junta de Personal del Departamento de Salud de Manises ha reclamado en un comunicado hecho público este jueves que la Conselleria de Sanidad lleva un año sin cubrir la figura del comisionado o comisionada, encargada de fiscalizar la gestión de la empresa privada en la sanidad pública y controlar que se destinen todos los recursos humanos y económicos para prestar atención sanitaria.

La Junta de Personal asegura sentir que "se está engañando a la población para encubrir una gestión sanitaria sin traba alguna, dando total libertad de movimientos a una empresa privada dentro de un Departamento de Salud público".

Según relata la Junta de Personal, a mediados de junio de 2020 el comisionado del Departamento de Manises, comunicó a la consellera de Sanidad que se jubilaba en octubre del mismo año. En noviembre la Conselleria manifestó que cubrirían dicha figura, pero un año después sigue desierta.

Desde entonces, cargos políticos, organizaciones sindicales y el personal han reclamado esta figura tan necesaria por sus funciones -firmar y validar las peticiones de libres elecciones, que se trate a todos los pacientes por igual, rubricar las contestaciones a las quejas y sugerencias presentadas por los pacientes, entre otras-.

Actualmente, el Departamento de Salud de Manises sigue sin comisionado/a, a pesar de haberse solicitado desde hace año y medio a través del Consejo de Salud, Junta Personal y distintas secciones sindicales a Conselleria. "Las personas trabajadoras seguiremos luchando para que la consellera haga el nombramiento, sabemos que incluso ha habido ofertas concretas. Un Departamento de Salud con una población de 195.000 habitantes y 14 municipios debe contar con esta figura, como referente laboral y departamental, que por una parte vele por la calidad asistencial y que, por otra, la laboral no se deteriore", señala la Junta de Personal.

Desde que no existe esa figura se han dado diferentes situaciones, según señalan los responsables sindicales:

  • Eliminación de las coordinaciones de enfermería de Primaria en sus Centros de Salud, con lo que ello supone para los programas de prevención y promoción de la salud, organización y comunicación con la comunidad.
  • Situaciones de estrés y ansiedad en el personal del Departamento provocadas por decisiones unilaterales tomadas por alguna persona encargada de la supervisión, que no han sido comunicadas a la representación de las personas trabajadoras, provocando la fuga del personal del Departamento de Manises a otros Departamentos.
  • Supresión de ciertas Unidades y cambios en algunos servicios, como el cierre del Centro de Especialidades de Mislata en el mes de agosto y su posterior apertura con servicios mínimos, provocando mucho malestar en la población, debido a que un gran número de pacientes no se descitaron a tiempo, debido a la mala previsión de la empresa concesionaria.
  • Un Plan de vacaciones del periodo estival, que este año ha sido más restrictivo que nunca, con la casi nula sustitución del personal cuando estamos en medio de una pandemia y con un plan de vacunación masiva de la Covid 19. Esta alta de recursos humanos ha provocado cansancio y desgaste en el personal y un deterioro en la calidad asistencial.
  • Situaciones en el Centro de Especialidades de Aldaia, dejando solo a dos enfermeras para asumir todas las especialidades; dándose la situación de llevar 3 consultas de forma simultánea (test de lactosa, consulta de espirometrías y consulta de electrocardiogramas). Mostrador de entrada con 1 solo celador/a durante los meses de agosto y septiembre, atendiendo a los usuarios/as, el teléfono, rehabilitación, apertura de consultas, distribución de material…

Y es que, la figura del comisionado/a no solo es necesaria para ocupar un sitio indispensable en la Unidad del Comisionado que realiza muchas funciones y cuyo personal se encuentra sin un jefe presencial, si no para la gestión en general de un Departamento de Salud, ya que repercute seria y claramente en la calidad asistencial.

La Junta de Personal se pregunta, ya que el salario del comisionado/a está dentro de una partida presupuestaria, a qué se está destinando y por qué no se emplea para reforzar la plantilla y mejorar la calidad asistencial. También se pregunta si la consellera considera que no es necesaria esa figura, por qué no prescinde de ella en el resto de Departamentos. "¿Qué tiene en contra de la población de Manises?", lamentan.

Por último, también cuestionan por qué la consellera y el Botànic no fijan un modelo a seguir para la Defensa de la Sanidad Pública, y "por qué dejan abandonados a los Departamentos de Salud en manos de las empresas privadas".

La Junta de Personal del Departamento de Salud de Manises manifiesta su rechazo a la demora y exige que se nombre ya a un comisionado/a, que el hecho de no poner esta figura no sólo perjudica y afecta a las personas trabajadoras, sino que también deteriora y disminuye la calidad asistencial de la población.

Desde la Junta de Personal del Departamento de Salud de Manises piden a la consellera que convoque la plaza de comisionado/a lo antes posible o, en caso contrario, que dimita y así poder dar paso a alguien que trate a todos los Departamentos de Salud con la misma equidad e igualdad, cosa que no se está haciendo a día de hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.