La EMSHI renueva con éxito una tubería de 500 metros en Quart de Poblet sin abrir zanjas

379

La Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (EMSHI) ha concluido con éxito la renovación de una tubería en Quart de Poblet de cerca de 500 metros sin la necesidad de abrir zanjas en el recorrido, ya que se ha empleado por primera vez la técnica innovadora de manga, que permite realizar los trabajos sin la necesidad de levantar el terreno durante el trazado.

 EMSHI renueva con éxito una tubería de 500 metros en Quart de Poblet sin abrir zanjas El equipo de ingeniería de la EMSHI, tras analizar las opciones y realizar el estudio hidráulico, apostó por utilizar por primera vez la tecnología sin zanjas, especialmente porque el trazado de la conducción que se ha rehabilitado discurre por el ámbito urbano y pasa por puntos críticos, como la Ermita de San Onofre, el centro escolar San Onofre y un parque con zona de juegos infantiles del municipio de l’Horta.

El empleo de esta interesante técnica ha evitado levantar los 465 metros que se han renovado, puesto que la obra, cuyo presupuesto total ha sido de 1.124.078,22 euros, sólo tiene afección en la vía pública en los puntos en los que se produce un cambio de dirección del trazado.

En concreto, la conducción que se rehabilitado debido a su antigüedad y al material del que estaba fabricada, presenta un diámetro de 600 mm y además de servir de interconexión entre otras dos tuberías arteriales de la red metropolitana, es básica en el suministro de Quart de Poblet y de Manises, ya que alimenta derivaciones de abastecimiento a los citados municipios.

El método de obra sin zanja consiste en un sistema de refuerzo estructural mediante el cual se conserva la tubería existente introduciendo una nueva por su interior, que soporta todos los esfuerzos mecánicos y tensiones de la conducción. Esta nueva conducción o manga presenta diferentes materiales en su capa exterior e interior, de modo que la que queda en contacto con el agua es de polietileno y no altera sus características.

Para llevar a cabo esta tecnología, se ejecutan las catas para la introducción y salida de la manga, tras lo cual se realiza una limpieza y escarificación mediante un robot específico para ello. A continuación, se introduce la manga, que mediante hinchado se va adhiriendo a la cara interna de la tubería a rehabilitar. Por último, esta camisa flexible se somete a un proceso de curado mediante rayos UV que le dan rigidez y le aportan la capacidad estructural adecuada para soportar la presión del agua.

 

 

@hortanoticias en Telegram

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.